febrero 18, 2011

Presunto Culpable


A tod@s aquell@s que han vivido una injusticia.

Este día se estrenó el documental cuyo título es precisamente el nombre de esta entrada y cuyo temática es por demás conocida porque ha sido motivo de comentarios tanto de personalidades de varios ámbitos como de l@s ciudadan@s de a pie que ha podido verla, pero las voces coinciden en algo: el sistema de impartición de justicia no funciona (hay que incluir en esta aseveración el sistema de procuración de justicia).

Veámoslo así, cualquier acto u omisión que sancionan las leyes penales tiene el nombre de delito y cuando se presume que una persona lo comete, se inicia una averiguación previa –con o sin detenido- en cuya fase se deben de reunir los mínimos elementos que acrediten la probable responsabilidad de quien se supone cometió el delito por acción u omisión y debe consignarse dicha averiguación a un juez de lo penal, éste a su vez -con las reglas aún vigentes- tiene un plazo de 72 horas para dictar el auto de formal prisión, de libertad pero con sujeción a proceso o de libertad por falta de elementos para procesar (hay que recordar que estas reglas siguen siendo vigentes al menos a nivel federal, en el Distrito Federal y en otras entidades de la República, hasta en tanto no se hagan las reformas legales para incorporar los llamados juicios orales que ya se encuentran en la Constitución Federal desde el 18 de junio de 2008, porque estamos en un proceso de transición de un sistema penal inquisitorio-escrito a uno acusatorio-oral cuyo plazo máximo es de ocho años y ya llevamos casi tres).

Lo anterior se dice fácil pero en cada paso milimétrico intervienen una diversidad de personas y servidores públicos: desde los “P.J.s”, policías preventivos, -quizá algún pasante haciendo su servicio social en la barandilla- abogados (por supuesto), leguleyos (no pueden faltar), defensor de oficio (si está), “M.P.s” (a razón del turno), secretari@s, oficiales secretari@s y mecanógraf@s y al llegar al Reclusorio… luego, intervienen más personas, entre abogado particular (o leguleyo) o defensor de oficio, hasta testigos, custodios, secretario de acuerdos, el juez y claro: las partes… la víctima y el presunto culpable. Es decir, entre más tiempo una persona este privada legalmente de su libertad, la intervención de personas es mucho más amplia, pues desde que llega al Reclusorio tiene que pasar por la aduana, luego al Área de Ingreso, posteriormente a “C.O.C.” (Centro de Observación y Clasificación) y por último, a la temida Área de Población... que recuerda a las temibles crujías del tristemente célebre Palacio Negro de Lecumberri, hoy flamante Archivo General de la Nación.

Todo lo expuesto tiene como propósito dejar evidencia de la infinidad de personas que intervienen en todo el sistema tanto de procuración como de impartición de justicia en donde se tejen infinidad de historias de corrupción y humillación.... ahí, cada una de las personas que intervienen buscan su propio beneficio y ganar dinero bajo la “ley del mínimo esfuerzo” aún trasgrediendo la propia ley y aún en contra de uno de los principales derechos del hombre: la libertad. ¿Esto tiene un motivo? Creemos que si y todo se debe a la falta de valores, de preparación de los servidores públicos, de improvisación en cargos públicos, en la escasa ética de varios abogados postulantes y de los defensores públicos, aunque también hay un punto que no hay que soslayar: los bajos sueldos que tiene cada uno de los servidores públicos, que asevero, si contaran con valores, ese no sería el pretexto para incumplir con sus deberes y obligaciones, en donde quede de manifiesto su vocación de servir… al público! Porque estoy cierto que existen personas y servidores públicos que realmente hacen su trabajo apegado a valores y principios y a la ley, sino fuera por esos pocos quizá viviríamos en un caos, y sin Estado y sin Derecho.

De ahí que surja la pregunta obligada: ¿Todos Somos Presuntos Culpables? se supondría que no… y mucho menos de acuerdo al artículo 20 constitucional, apartado B dice: “De los derechos de toda persona imputada: I. A que se presuma su inocencia mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el juez de la causa;”, léase, todos somos presuntos inocentes hasta que no se demuestre nuestra culpabilidad. Qué paradójico?! y es ahí en donde este documental pone su dedo en la llaga sobre las inconsistencias de nuestro sistema judicial, pero… tampoco hay que afirmar que porque eso sucedió en un asunto, pasa en todos, porque de lo contrario nos encontraríamos ante otra paradoja: quejarnos del sistema de procuración e impartición de justicia de México pero defender a ultranza la sentencia dictada en contra de la francesa Florence Cassez. En dónde quedan la valoración de las pruebas ofrecidas? (cuando las hay claro); Hasta dónde son suficiente los testimonios de los testigos que inculpan o exculpan a una persona? Hasta dónde el Ministerio Público es un auténtico representante de la sociedad? Hasta dónde un defensor de oficio lucha vehementemente por la libertad del presunto culpable? (que no pudo pagar los servicios de un abogado particular); Hasta dónde se busca por todas las partes que una verdad legal (sentencia) sea fiel reflejo de la verdad histórica de los hechos? Hasta dónde vale más: la sentencia de la vox populi y de los medios de comunicación -que se encargan de señalar con su dedo flamígero de la venganza-, que la que emitan los juzgadores? (independientemente de si se es realmente culpable o inocente) Muchas preguntas podremos seguir formulando pero… serán capaces de disuadir una triste verdad que prevalece en nuestro llamado Estado de Derecho: la Justicia es... elitista y -por excepción- sencilla?

El EZLN y el Subcomandante Insurgente Marcos provocaron un análisis de la Ley Fundamental del Estado Mexicano, lo que derivó que el 14 de agosto de 2001, se publicara en el Diario Oficial de la Federación la llamada 'reforma constitucional en materia indígena' y en el caso del documental de “Presunto Culpable”, seremos optimistas en que logre penetrar a todos los sectores involucrados para poder transformar el sistema de procuración e impartición de justicia y si la clase política no pone su ejemplo entonces, nosotros los gobernados, debemos ser los primeros en mentalizarnos a tener una cultura de la legalidad y de la prevención del delito, total demostremos a esa clase política que una sociedad articulada y organizada, nunca será una sociedad fallida.

Pd: Huelga decir que lo anterior esta enfocado al caso del Distrito Federal y de alguno de sus Reclusorios, por lo que una persona que lamentablemente haya vivido directa o indirectamente un proceso penal tendrá muy presente los pormenores de mis palabras.

Ps: Follow Us On Twitter @fburgoa

Salu2 y no olvides postear y expresar tu opinión!!!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

El día de hoy tambien vi la pelicula y realmente nos causa una gran impresion los distintos problemas que en la actualidad encontramos en la impartición de justicia. Presunto Culpable nos muestra una realidad que no es en todos los casos pero que existe y es lamentable saber que aun teniendo pruebas absolutorias estas no sean tomadas en cuenta, y peor es de humanos equivocarse, pero admitir el error y regresarle la vida a alguien que por las fallas del sistema ha perdido su libertad realemnte es reprobable. Esperemos que con los Juicios Orales pueda haber una mejora para todos los que son sometidos a cualquier proceso.
Erick Garcia Balcazar
Estudiante de la Facultad de Derecho de la UNAM

Miguel Alejandro Aldana dijo...

No la he visto pero lo haré gracias por tomarse el tiempo de compartir opinión visiten el mío saludos Miguel Aldana

Anónimo dijo...

Un documental fílmico ( pelicula Presunto culpable ) fue la base para hablar de un tema muy delicado, la imparticion de justicia en nuestro pais, Mèxico esta atravesando por un problema o mejor dicho por varios problemas muy serios que dañan dia a dia la vida de cualquier ciudadano a todos niveles desde: ciudadanos con bajos recursos economicos, nivel medio, grandes empresarios y autoridades ¨autoridades¨si asi es y aqui nos preguntamos que no son ellos los que tienen que garantizar la seguridad de los ciudadanos, esto refleja la incapacidad por parte de una seguridad publica y procuracion de justicia a todos niveles ineficiente y mas aun una administracion de justicia totalmente corrompida un sistema de justicia que no a encontrado la solucion a esta realidad social, los centros penales ya sea reclusorios, penitenciaria, cereso, cefereso son en realidad un verdadero sistema de readaptacion social quien no a escuchado hablar de que la carcel es para el quien no puede comprar la ley o que esta llena de inocentes o de quien menciona los privilegios que se adquieren dentro de un reclusorio si uno cuenta con el dinero para poder pagarlo a caso se cumple la frase que ¨la carcel es el hotel mas caro del mundo¨, y la sociedad que papel a tomado ante este mal social, claro esta que no todos tendremos una idea por igual, muchas visiones unas tomadas por experiencias propias otras por teorias y asi buscando la solucion a que me refiero un ejemplo podria ser que hay quien puede decir que el que delinque (robo) es por necesidad, yo me pregunto y por que reincide el delincuente ? no satisface su problema de origen o los grandes golpes ( robos ) que les dejan grandes cantidades de dinero no basta con satisfacer una necesidad basica , peor aun la violencia con la que se estan cometiendo los delitos, aquel que a vivido en carne propia la mala experiencia de sufrir en manos de un delincuente o quien sufre por tener un familiar recluido en un penal ejemplo (una madre que tiene a su hijo sabe que si robo, mato y aun asi lo defendera por que es su hijo y para ella es inocente) , ya no lo vemos con los mismos ojos, ahora lo menos que podemos desear para ese agresor es desde una maldicion hasta querer que se nos haga justicia y con todo el peso de la ley un castigo para ese delincuente que daño nuestra paz o lo contario criticar por el trato que esta pasando aquel delincuente y su madre que sufre por verle recluido , yo me pregunto que trato darles a un agresor que: roba, mata, viola, secuestra, cercena, deja desamparadas a familias, termina brutalmente con proyectos de vida, que secundaria o indirectamente nos roba la tranquilidad de poder salir a la calle, que alguien de nuestra familia pueda sufrir esa desagradable experiencia, a caso merecen ser tratados como seres humanos, o que se necesita penas mas duras, hay quien opina diferente me permito citar a una gran catedratica de nuestra maxima casa de estudios UNAM Facultad de Derecho a la Maestra Amuchategui Requena I. Griselda quien en su libro Derecho Penal nos dice ¨no nos cansaremos de insistir en la absurda y constante practica de aumentar la punibilidad en las figuras tipicas, de acuerdo con la erronea creencia de que ello se traducira en la disminucion de la criminalidad. Bien convendria a los legisladores locales y federales el estudio minucioso y serio de obras como la de Cesare Beccaria, Tratados de los delitos y de las penas, para comprender el alcance de estas y su verdadera significacion¨. esa reflexion que dia a dia se hace uno cuando lee algun diario periodistico o cuando se entera que algun conocido o uno mismo pase por esa lamentable experiencia, si el mal esta hecho atacarle, pero como? si no existe una conexion entre procuracion de justicia y la investigacion y persecución del delito con un respeto verdadero a las garantias individuales y los derechos humanos y asi lograr un bienestar general.

Noé Raúl Arellano Guevara

Anónimo dijo...

P.D. Este es link del documental ¨El tunel¨, para ilustrar lo comentado:

http://www.youtube.com/watch?v=hfFOSe2Ok5Y

son dos partes espero le guste:

http://www.youtube.com/watch?v=PKDyvQqFdeI

Noé Raúl Arellano Guevara

Anónimo dijo...

Vi una entrevista que hicieron a las personas que relizaron la película. No me extraña nada de lo que comentan. Hace 12 años vivi indirectamente una experiencia similar. Desde entonces sé que cuando alguien decide meterte en la cárcel lo puede hacer. Detuvieron a un hermano mío por estar en el lugar y el momento equivocado. Unos rateros le quitaron una bicicleta a un niño.
Cuando el niño corrió siguiendo a los ladrones vió a mi hermano parado en una esquina porque estaba esperando a mi hija para dirigirse a la biblioteca a buscar un libro. Unos momentos después llegaron patrullas y agentes y un hombre que era el papá del niño y le preguntaron al niño que quien había sido de los que estaban ahí y a él se le ocurrió decir que mi hermano estaba ahí parado. Sin más se lo llevaron. Varios vecinos protestaron y pedían que lo soltaran. Lo acompañaron a la delegación pero nunca los tomaron en cuenta ni le tomaron declaración a nadie. En fin que nosotros inocentemente pensamos que como él no había hecho nada lo iban a soltar. Pero desgraciadamente cuando preguntamos que por qué no lo dejaban salir dijeron que ya lo iban a mandar al reclusorio. No entendíamos que estaba pasando y buscamos ayuda con algunos abogados que conociamos debido a nuestros trabajos. Pero cuando ellos iban a preguntar por el expediente nos decían que no lo íban a soltar porque estaba acusado de un delito grave. En resumen como no lo podían detener por la forma en que habian sucedido las cosas, los agentes hicieron una declaración de que ellos estaban haciendo un operativo y que habían visto a mi hermano junto con otros tres y con una pistola robarle la bicicleta al niño. Esto lo supimos hasta que pudimos leer la averiguación que nunca nos enseñaron hasta que dictaron el auto de formal prisión.
El abogado de oficio lo único que nos dijo fue "le tocan tantos años por ser un delito grave" parecía una pesadilla. Contratamos a un abogado que despues de entrevistarlo nos dijo "por supuesto que es inocente pero tenemos que probarlo" El proceso duró 4 meses. El abogado ofreció varias pruebas pero una muy importante era una con la que podía demostrar que los agentes mentían ya que habían ratificado que estaban ubicados en X lugar y que desde ahí habían visto todo. Cuando le dijimos y le mostramos al abogado que desde donde ellos dijeron estar era imposible ver nada. En fin que tuvimos que estarlo visitando durante cuatro meses los martes, jueves, sabados y domingos. todos estos días había que dejar dinero desde el lugar en donde pediamos el pase, donde revisan la comida, donde lo revisan a uno, asícomo pagar por el lugar que ocupamos durante la visita. además de tener que llevarle comida y ropa porque ahí lo que llaman comida parece comida de perros y el que alcanzó y el que no ni modo. No se porque se habla mucho de lo que cuesta a la sociedad mantener a los internos, ya que desde el principio hay que llevar material de limpieza, comida, agua en fin todo lo necesario para que sobrevivan además de buscar la forma de darle protección ya que si no se da dinero los golpean.
Después de ese tiempo lo dejaron salir por falta de pruebas pero lo que pasó ahí dentro lo afectó mucho y a toda la familia también.
Desde entonces le pido a dios que nos libre de los rateros pero también de la policía.

Anónimo dijo...

Por fin pude ver la película, bastante interesante que refleja la lamentable realidad del sistema penal. Es un aparto burocrático, negligente, incompetente, pesado, inoperante, corrupto, cínico e inadecuado en la mayoría de los casos.
Es indignante; lo peor es que todos lo sabemos, no descubren el hilo negro, y sin embargo, el aparato se mantiene, podrido como está y con la impunidad que le caracteriza.

El inculpado tuvo la fortuna de contar con personas competentes e interesadas en su caso; pero ese es un caso único. Lo que nos dice que para el pobre, no hay forma de librar una sentencia condenatoria.

A mí un juez me dijo, de un ex empleado mío: "este muchacho está aquí, porque no le dio dinero ni a los policías, y luego al MP; si no, no estaría aquí". Y ese día sacó una sentencia condenatoria de 3 años, por supuestamente haber robado unas cervezas de 45 pesos, sin pruebas, sólo el dicho de un empleado de un Oxxo, que lo odiaba.

Saludos.
Jennifer Burgoa

Anónimo dijo...

Saludos,

En un lugar de cuyo nombre no quizò acordarse...

Parece que nos hemos acostumbrado a no pensar "diferente", por què no dejan leer El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, por què no nos aclaran que Themis no es ciega sino que la justicia debe ser imparcial.

Realmente quienes de nosotros abogados queremos ser PJ`s -Policia Judicial no "Pejes"- yo pienso que nadie, estàn allì por que no habìa de otra, y la sociedad sufre, pero no hace nada se hace la omisa.

Y ser omiso ya es un delito, y ya desde allì se es delincuente, jaja.

Yo creo que se basan en eso para decir que son presuntos culpables.

A ver xq los judiciales no ofrecen pruebas de su dicho desde que lo redactan, porque si ellos son peritos en la materia no ofrecen pruebas feachientes y sin lugar a duda de su "dicho, asentado en un acta ante ministerio pùblico que hacen las veces de prueba plena".

No deberìamos tener un sistema judicial que costarà, y donde el gobierno garantizara -como en el caso de la pensiòn en materia civil a los hijos- un nivel de vida igual al que haya llevado el presunto culpable en los ùltimos dos años, mientras no se le "PRUEBE" la acusaciòn y donde la presunta vìctima -con calidad de querellante- garantice su dicho -tipo el derecho romano "cuando se haia una apuesta antes del proceso legal ANTE SACERDOTES" jaja me vuelvo a reir-.

Pero no queremos que la justicia no cueste, que el que ignore no se le aclare, a abogados mal preparados xq en la universidad no resolvieron sus dudas o xq nunca las tuvieron y se limitaron a "hacer lo que el maestro les decia que tenian que aprender" VAYA COMO SI EL DERECHO FUERA ESTATICO.

Me rio de esos abogados que piensan que el sistema jurìdico es malo, yo dirìa que ni siquiera existe un sistema jurìdico mexicano.

Yo propongo que el presunto culpable y el condenado, ya no pierdan su libertad, sino que pierdan sus derechos polìticos, y sean vigilados de manera remota, aun y cuando sean delitos tipificados como graves.

Si el Quijote hubiera tenido 50 denarios...

Anónimo dijo...

Es muy cierto lo que se menciona en este blog y en el documental, realmente la total carencia de justicia.
Yo personalmente tengo un familiar que es en carne viva el personaje de supuesto culpable lleva ya un año en el reclusorio y las pruebas irrefutables que se presentan no son tomadas en cuenta arruinando su vida y la de su familia. Cuan frecuente es este problema en mexico.
Nordik_14@hotmail.com