abril 03, 2008

Un Poema de Amor Jurídico




Poema de Amor Jurídico o de cuando la cláusula 'prior amore, potior iure' no tiene importancia:

¿Por qué me dejaste amor?
Si yo, reconozco jurídicamente que te amo;
¿Cómo no apelar a vos?
Si fuiste mi recurso de amparo; mi tribunal de casación;
Mi unificador de sentimientos; mi única instancia;
¿Cómo no reconocer tus derechos posesorios sobre mi?
Si en mi desarraigo fuiste mi domicilio constituido o procesal
(nunca supe la diferencia amor, ¿la hay?)

Y aquellas noches amor, oh!!!; Cómo olvidarlas!!!;
Si en ellas vivimos los hechos conducentes, que en definitiva,
permitieron mi apertura a prueba.

Y es cierto mi amor, sé que la documental no llegó a cumplirse,
pero debes reconocer, al menos, que en la confesional
mis sentimientos fueron más claros que nunca.
Casi diría que hicieron plena prueba.

Ay amor! Mi dulce exhorto!; Mi notificación válida,
Mi posesión legítima, aunque viciosa,
mi sentencia favorable y definitiva:
¿Por qué me abandonaste?;
¿Por qué tuviste esa dura contestación a mi demanda?;
¿Acaso no cabe, todavía, en tu corazón un recurso extraordinario?;
¿Acaso no transarías, no conciliarías?;
¿No homologarías, no acordarías?

Mi amor, larga viene siendo mi espera y mi quita;
Mi amor, el tiempo corre y los sentimientos caducan ¿o prescriben?
(Maldita confusión entre caducidad y prescripción!!!)

¿Sabes? Con este poema jurídico y amoroso, amoroso y jurídico,
espero revertir la carga de la prueba, espero tu última respuesta,
pero sin chicanas amor, que mi dolor no las toleraría.

Es que no puedo negar que mis sentimientos
entraron en cesación de pagos,
pero por favor amor no me pidas la quiebra.
Busquemos un acuerdo preconcursal o preventivo.
Busquemos una salida, la que prefieras, porque sino amor, moriré.
Moriré antes de que el proceso alimentario haya concluido.

Mi caso federal, cuánto te he amado!;
Y siempre con probidad y buena fe;
¿Y vos como me contestaste?... con temeridad y malicia,
corriéndole traslado a otro, a un tercero, a un (perdón que lo diga)
un 'penitus extranei' que rompió nuestro vínculo.

¡Ay si la 'manus iniectio' todavía existiera!
¿Imaginas mi amor con qué parte del cuerpo de ese 'extranei' me hubiera cobrado?; Exactamente de ahí mi amor, imaginas bien;
Y así y todo mi amor, mi viejo amor jurídico, me dejaste.
Me dejaste amor, me dejaste.

¡Poca miseria amor! Pero sabes?
A medida que deslizo mi romántica pluma (Sylvapen 2 km)
sobre este retazo de papel receptor de emociones,
de congoja y negra tinta pegajosa y maloliente
que a chorros deja mi frente sucia,
me doy cuenta que lo nuestro nunca hubiera sido posible:
¿¿¿Cómo yo, un amante de verás, preparado con
Salvat, Zaffaroni, Soler, Abbot et Costello
-entre otros tratadistas más-,
pude enamorarme de vos,
cometiendo este error de derecho inexcusable???.


Pd: Protegiendo los Derechos de Autor y en ejercicio de la honestidad intelectual, hasta el momento este blogger no tiene la referencia exacta de quién elaboró este "Poema de Amor Jurídico", así que mientras será considerado autoría de un... "Abogad@ Enamorad@ Anónim@"

Otra Pd: Quién dijo que l@s abogad@s no tenemos corazón???!!!

Salu2... y no olvides postear y expresar tu opinión!!!

25 comentarios:

bpm_sunshine dijo...

Guau... excelente poema, sentimental, hilarante, ingenioso, que decir de jurídico, los abogados si tenemos sentimientos!!! T_T

Anónimo dijo...

MUY BUENO MUY PROPIO DEL DERECHO
DEFINITIVAMENTE COOOL!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Hola Maestro Burgoa: Gracias por el obsequio, me agrada leer poemas como este, donde el autor lleva su amor hasta su propio argot o viceversa.
Genial el poema, me ha encantado, pero... necesito estudiar mucho,hay terminos que aun no entiendo totalmente, empezando por aquello de: "la clausula prior amore, potior iure" y continuando con aquello de "penitus extranei" ayudeme, porque vale la pena entender este poema.
Felicidades al ingenioso y enamorado autor.

Mary dijo...

Me fascino, claro está que fue escrito por un abogado enamorado pero además traicionado, los abogados somos como todo ser humano: imperfectos. Genial y en hora buena para quien lo escribió, pero mejor aún para quien lo publicó...

Anónimo dijo...

Me fascino, es genial y obviamente fue escrito por un abogado enamorado, pero además traicionado. En hora buena para el autor, pero claro que también para quien lo publicó...

Lupita dijo...

Buenas noches profesor:
Me pareció fabuloso el poema, un ejemplo para quienes dicen que los abogados sólo pensamos en dinero; tambien amamos, reimos y lloramos.
Como siempe su blog es enriquecedor.
Felicidades.

Luz Cuapio dijo...

Hola, Francisco.
El poema me agrado mucho por el contenido, el autor nos expresa claramente sus sentimientos sin titubear ni dudar, es muy directo, claro, preciso y conciso es como si estuviera litigando un caso, si es un caso de amor donde siempre suceden y ocurren muchas cosas es con lo que cotidianamente lidiamos, en donde se recibe una sentencia definitiva e inatacable ya sea a favor o en contra.

Anónimo dijo...

¿Cuántas personas podrían reclamar la dedicatoria de este poema? Si hubiera sido escrito por ti, sin dudarlo, mi nombre aparecería en primer lugar...

SOFIA DIAZ dijo...

Hola Paco:

Excelente manera de usar los Tecnisísmos Jurídicos aplicado a la metáfora del poema.

saludos!
Lic. Sofía Díaz

SOFIA DIAZ dijo...

HOLA PACO:

EXCELENTE USO DEL TECNISISMO JURÍDICO APLICADO A LA METÁFORA DEL POEMA.
SALUDOS!

Anónimo dijo...

Que no engañe una distancia que el abogado pone a cada conflicto que debe solucionar, somos seres humanos y sentimos amor y tristeza, cada quien lo expresa con su forma de pensar. El reclamo de la autoria cuantos no podran hacerlo o al menos allanarse. Gracias por el poema expresa sentimientos y conocimientos

Anónimo dijo...

Buenas Noches!! Lic. Burgoa.
Sin temor a equivocarme!! Bella manifestación del arte del amor!! particularmente en la Ciencia del Derecho!! Justos términos para dimencionar el amor, en un lenguaje poco común, interpretativo de los que se creen que no se tiene corazon!!

Anónimo dijo...

Este poema me trae recuerdos de un episodio en mi vida por el cual abandoné mis estudios, no pude soportar estar en la misma universidad que él... :=( ¡qué tonta fui!


J. M.....

Anónimo dijo...

Muy buen blog , te felicito .
bad credit loans for unemployed

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el articulo, saludos desde Chile!
college loan help

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)
casino

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)

Anónimo dijo...

Muchos saludos, muy interesante el post, espero que sigas actualizandolo!

David Paz. dijo...

Excelente reproducción de un drama jurídico amoroso, en realidad quien escribió este poema esta muy dolido pero muy claro en su visión jurídica, felicitaciones al autor y al publicador.

Anónimo dijo...

Digno de alguien enamorado...del derecho y de su verbo hecho palabra. Felicidades al autor, demuestra una fina forma de jugar con el sentimiento y con las palabras.

Adriana García dijo...

Los sentimientos caducan cuando no se pone verdadero interés en la persona amada y a veces prescribe a favor de un tercero, y cuando ya no hay amor no deben existir recursos extraordinarios,sólo acuerdos,yo sugiero una sentencia condenatoria.=)

Anónimo dijo...

Simplemente: ¡Hermoso!

Lic. soledad Delgado dijo...

Felicidades y gracias por compartir tanto ingenio!!!!

LIC. IUS SERGIO dijo...

Excelente manera de correlacionar la terminología jurídica, de la cual es Ud. un conocido conocedor y experto en su manejo, con un tema, por demás fascinante, como lo es el amor.
Lo felicito Maestro Burgoa, admirado y apreciable profesor de mi Amada Facultad de Derecho, UNAM.
Un abrazo!!!

Anónimo dijo...

El amor es la esencia misma que el abogado nunca debe olvidar ni faltarle, pues es parte de la displicencia con que ejerce y aplica el derecho. SALUDOS Y BENDICIONES MI ESTIMADO PACO.