abril 07, 2009

Hacia una Cultura del Medio Ambiente

Más allá de la parte del planeta en donde te ubiques… más allá de cualquier análisis, discusión, reflexión, debate o comentarios que se generen sobre temas jurídicos o políticos… (e inclusive, más allá del adjetivo –o adjetivos- que deseen “endosarme” en esta ocasión)… considero que existe un tema que nos debe preocupar a tod@s y en el que debemos de converger: el Medio Ambiente y su debida protección!

Estoy cierto que si nos concientizamos sobre lo que implica tener una cultura del medio ambiente, del reciclaje, del ahorro del agua, de la contaminación visual y auditiva a la que estamos expuestos y demás, podremos mejorar todo nuestro entorno.

De hecho, cabe tratar este asunto cuando
en la ciudad de México tenemos una crisis en la falta de suministro del agua y lo que falta por vivir!!! Una crisis de baja de agua en el Cutzamala!!! Parece que los guiones de películas apocalípticas se apodera de la realidad y si sigue esta tendencia no deseable, podríamos vivir en un futuro no muy lejano que el agua se convierta en el bien más preciado, codiciado y cotizado!

Por eso, cada quien –cuando menos- puede realizar una acción o una omisión tendiente a contribuir a mejorar o empeorar nuestro medio ambiente y todo lo que ello implica, así que para generar algunas reflexiones sobre el tema, les dejo los siguientes datos:

· Un galón de aceite (cocina o auto) puede contaminar hasta un millón de galones de agua (el suministro de un año para 50 personas).

· El 90% de los mariscos consumidos por los seres humanos pasan la mayor parte de sus vidas en estuarios, los cuales son bien susceptibles a contaminación por derrames de aceite.

· A una lata de aluminio le toma 500 años descomponerse, pero no existe límite para el número de veces que el aluminio puede ser reciclado.

· La energía que se conserva mediante el reciclaje de una tonelada de aluminio es equivalente al uso promedio de electricidad de un hogar en más de diez años.

· Para producir una tonelada de aluminio se necesitan 31 barriles de petróleo, mientras que sólo se necesitan 2 barriles cuando se utilizan residuos de aluminio.

· Al reciclar 1 kilogramo de latas de aluminio se evitan 9 kilogramos de emisiones de CO2.

· Al reciclar una lata de aluminio se ahorra la energía suficiente para hacer funcionar un televisor por tres horas y media.

· Recuperar dos toneladas de plástico equivale a ahorrar una tonelada de petróleo.

· La mayor parte de las bolsas plásticas, una vez desechadas, terminan en el océano, lo cual provoca que de 200 especies de animales marinos mueran a causa de ellas.

· Las bolsas de plástico son hechas con polietileno, un termoplástico obtenido del petróleo; por lo que disminuir su uso, significa también una disminución en el consumo de petróleo.

¿¿¿QUÉ Y CÓMO SEPARAR???

PAPEL: Folletos, revistas, periódicos, cuadernos, folders, bolsas de papel, sobres, cartulina y demás derivados del papel.

CARTÓN: Todo tipo de cajas de cartón, envases de cartón (no brick), paquetes, hueveras, etc...

¡¡¡No depositar!!!: papeles sucios, papel de aluminio, papel plastificado, envases tipo brick.

Si es posible, colocar solo papel y cartón limpio (por ejemplo, no manchado con comida o grasa) sin cintas adhesivas, trozos de plástico como ventanillas de sobres o grapas. No es recomendable depositar papel parafinado.

El periódico también es reciclable, aunque es de menor calidad, pero también sirve para hacer nuevos folios de periódico.

BOTELLAS DE VIDRIO: Envases de refrescos, de cervezas, etc...

FRASCOS Y TARROS DE VIDRIO: Envases de alimentos, conservas, etc...

¡¡¡No depositar!!!: espejos, bombillas, cristales, ventanas, jarrones, cerámica, ladrillos, piedra, tapas o tapones, frascos de medicamentos.

Siempre que sea posible, quitar las etiquetas de papel y otros impropios como argollas de plástico.

PLÁSTICO: Envases plásticos de productos alimenticios, botellas de PET, bolsas de plástico, envases de tetrabik, botellas de limpieza, botes plásticos de bebidas, bandejas de corcho blanco, envoltorios, film alimenticio.

METAL: Latas de conservas, botes metálicos de alimentos, aerosoles vacíos, papel de aluminio, etc...

¡¡¡No depositar!!!: cintas magnéticas, juguetes, cepillos, persianas, tuberias de pvc, cajas de alimentos, sartenes, cazos de cocina, cubiertos, electrodomésticos, envases de cartón o vidrio.

Si tienes dudas de si algo es reciclable o no, puedes checar en el envase, caja o empaque si tiene el logo abajo (el de las flechitas) ES "RECICLABLE O REUSABLE".

Como tip todo lo que es "foam" (unicel) NO es reciclable, TAMPOCO los plásticos termoformados... o sea todos esos que vienen en los juguetes de tus hijos con las formas de los muñequitos tan lindos que les compramos y todo lo que se le parezca.

TAMPOCO LA MAYORÍA DE LOS PLATOS, VASOS Y CUBIERTOS DE PLÁSTICOS QUE TANTO NOS GUSTA COMPRAR PARA NO TENER QUE LAVAR!!!

¿¿¿Y DÓNDE LO TIRO???

Por desgracia en México, o al menos en el DF creo que aún no existe un lugar gratuito donde uno pueda llevar todo esto y creo que la recolección en camiones especiales por parte de la autoridad (para variar) no ha funcionado muy bien. Pero bueno, hay algo mejor, lugares donde TE PAGAN por llevar papel, periódico, cartón, metal, aluminio y no me acuerdo que otras cosas. No te dan mucho, pero al menos ellos lo reciclan y uno se lleva unos cuantos centavos (siempre existen lugares de este tipo, cercanos a nuestro domicilio, sólo es cuestión de preguntar).

OTRAS ACCIONES:

Ya que no podemos confiar mucho en la recolección adecuada de basura por parte de nuestras autoridades, a pesar de existir un programa especial para el reciclaje de basura (puede ser consultado en
www.sma.df.gob.mx/rsolidos/index.htm), al menos nosotros -en nuestra casa- podemos hacerlo, y así contribuimos a que no se vaya todo revuelto y cuando llegue a los tiraderos, sea más fácil su separación.

Además, antes de que entren en vigor las
reformas y adiciones a la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal que prohíben que los centros comerciales obsequien bolsas de plásticos para el traslado de la mercancía de los clientes, bien podemos dejar de usarlas, por ejemplo, ya existen centros comerciales que han estado vendiendo unas bolsas de tela muy resistentes y con gran capacidad, a sólo $10, de esta forma cuando vayamos al súper no tenemos que salir con las 20 bolsas de plástico que luego terminan en la basura y que finalmente contaminan!!! Un mal que dura 1,000 años!!! y l@s invito a que consulten el especial de El Universal sobre el tema: el plástico, un daño letal.

Ahora, cuando tengan una reunión, no usen vasos, platos ni cubiertos de plásticos, no sean flojos (ni sus amig@s, que les ayuden!!!) y laven los trastes, pero claro SIN DESPERDICIAR AGUA, que eso también nos afecta.

No tiren las pilas ni celulares viejos a la basura, el gobierno del DF ha puesto unas columnas donde pueden depositarlos y ellos se encargarán de que sean reciclados, consulten en esta página la más cercana a su casa
www.sma.df.gob.mx/rsolidos/index.htm, no tienen que ir cada que se acabe una, junten varias (total no ocupan mucho espacio) y cuando ya tengan suficientes o ya les haya hartado verlas en su casa las llevan y, listo, una gran ayuda al medio ambiente (además, para quienes estamos vinculados con la UNAM, prácticamente en todas las entidades académicas existen recipientes en donde podemos dejar las pilas).

Y bueno, que decir sobre usar menos el coche, no desperdiciar agua y no tirar basura en la calle (incluyendo las colillas de cigarro y
los chicles -que también son un problema de salud-!!! todo eso también es basura ehhh!!!) –inclusive- por qué no aprovechar para andar en bici?! en lo personal, a mi me gusta andar en bici!

Estimad@ Cibernauta, tu qué haces para proteger el medio ambiente y/o ahorrar agua???

Salu2 y no olvides postear y expresar tu opinión!!!

13 comentarios:

Milli dijo...

La cultura del reciclaje es la cultura del millón, los pobres no pueden ser ecologistas, eso es una industria para millonarios.

Checar La London Metal Exchange, o la página del ISRI, etcétera.

http://www.lme.co.uk

Deberian de excentar de impuestos a los chatarreros, papeleros y demás millonarios de la industria del reciclaje y verán como se reciclaria hasta el título universitario.

Esa imagen del ECOLOCO de ODISEA BURBUJAS, ES UNA ESTUPIDEZ.

Los recicladores en México tienen guaruras, y viven en las mejores zonas del mundo, ni siquiera del país.

Tere dijo...

Maestro Burgoa:

Lo felicito y agradezco su invitación a la reflexión y su intento de remover la conciencia ambiental colectiva (aunque sea un microcolectivo, espero que no sea pequeño el esfuerzo que hagamos en favor de la Tierra, ya que a la larga, será en beneficio nuestro).

La Tierra agoniza, la hemos enfermado paulatina pero innegablemente, por eso creo que no resultará fácil, sin la participación de todos los sectores sociales, revertir los graves daños que ha sufrido, porque las políticas ambientales no se tratan con el rigor que merecen, ni se da la información e importancia necesaria, pues hemos conseguido adaptar el medio como nunca imaginamos y en el proceso hemos producido tantos “daños colaterales” que será necesario el compromiso de varias generaciones para subsanar el daño causado y ser más coherentes con nuestra propia naturaleza, la del hombre en una Tierra que le ha dado la vida.

Sólo haría una invitación, para que no cedamos ante el bombardeo mediático de la publicidad verde, de coches "ecológicos", biocombustibles, bolsas hechas de materiales orgánicos, más energías renovables, envases aun más reciclables, etc., parece que la carrera por ser el más "ecológico" ha comenzado. Esto es buena señal porque el ingenio se agudiza cuando hay que satisfacer la demanda de un público dispuesto a pagar dinero por apaciguar su conciencia ambiental.

No soy retórica, me fascinan las iniciativas que pretenden aminorar el impacto sobre el medio ambiente, sólo que me peocupa la sostenibilidad de las innovaciones "ecológicas", que deben ser:

- medioambientalmente limpias
- socialmente justas
- económicamente rentables

Por ejemplo: Algunos coches ecológicos funcionan con bioetanol con cero emisiones pero ¿de dónde se obtiene su biocombustible? Si todos usaramos esos vehículos la sostenibilidad quedaría muy lejos: utilizar plantaciones para dar de comer a los coches no es ni social ni ambientalmente sostenible.

Lo racionalmente prudente y responsable es: consumir sólo lo que necesitemos.

Otra acción directa es preguntarnos sobre su procedencia: ¿cuántos km ha recorrido hasta llegar a mi?, ¿perjudica al medio ambiente su uso?, ¿en qué condiciones socio-laborales se ha obtenido? y es un producto necesario o la publicidad me ha creado una falsa necesidad?

El destino de la Tierra es cuestión de conciencia y de compromiso personal.

Saludos Cordiales.

Atte.
Lic. Teresa Morales

Anónimo dijo...

Felicidades por su analisis, asesor, me parece de los más acertado, espero que logre despertar la conciencia de al menos los que participamos en este blog.

Aprovecho para desearles felices Pascuas y que en estos días de reflexión podamos mejorar como seres humanos pensando no solo en nosotros, en los projimos si no en nuestro planeta tambien.

Tal ves si mejoramos nosotros, el entorno lo hara tambien, creo que es la filosofía de la belleza del blog y aunque ya no ha escrito, espero que sepa que se le extraña.


Patricio Martínez

Anónimo dijo...

Excelente entrada Maestro, espero que todos pongamos nuestro granito de arena, yo por lo pronto propongo reenviarsela a nuestros contactos de correo para sumar a otros al cambio de actitud.

Mario Torres

Pd. Saludos belleza, qes grato tenerla por aquí de nuevo.

Jesús Martínez dijo...

El cambio climático al que todo el mundo hace referencia hoy día es un cambio climático antropogénico, es decir, originado por las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de las actividades humanas a partir de la revolución industrial.

Hasta antes de la revolución industrial, la atmósfera terrestre estaba compuesta por 78% nitrógeno (N2), 21% oxígeno (O2), 0.9% Argón (Ar), trazas de otros gases y sólo 0.03% bióxido de carbono (CO2). El CO2 es el más importante de los GEI después del vapor de agua, ya que el efecto invernadero de la atmósfera terrestre es muy sensible a sus concentraciones, no obstante tan pequeñas.

Los Gases de Efecto invernadero (GEI) son bastante transparentes a la radiación solar que impacta la Tierra e ilumina y calienta su superficie, pero relativamente opacos para la radiación infrarroja que la superficie terrestre re-emite, al calentarse, hacia el espacio exterior. A mayor concentración de GEI en la atmósfera, mayor la opacidad de ésta ante la radiación infrarroja reflejada y mayor la temperatura promedio de la superficie terrestre.

Durante cientos de miles de años, las concentraciones de CO2 en la atmósfera nunca excedieron las 280 partes por millón, es decir, de cada millón de moléculas en la atmósfera que respiraban nuestros ancestros hasta antes de 1750, nunca aspiraban más de 280 de CO2. (equivalente al 0.03%) Pero a partir de la revolución industrial, las actividades humanas han vertido cientos de miles de millones de toneladas métricas de CO2 y otros gases de efecto invernadero, con lo que hemos incrementado su concentración en la atmósfera a 390ppm, o 0.04%.

La gran preocupación por los impactos adversos previsibles del calentamiento global, sobre los sistemas humanos y naturales, se funda en que las concentraciones de CO2 en la atmósfera terrestre determinan la temperatura promedio superficial del planeta, y ésta sigue, prácticamente en paralelo, a las concentraciones.

Durante los últimos 250 años la economía humana ha vertido más de 1.1 billones de toneladas de CO2 por uso de combustibles fósiles para la generación y uso de energía, de las cuales 770 millones fueron vertidas durante los últimos 50 años. Por deforestación, sólo durante estos últimos 50 años se han vertido más de 330 millones de toneladas, un tercio de las emisiones acumuladas totales del periodo.

Por el volumen total de sus emisiones, México contribuye con alrededor de 1.5% al problema global, en contraste con los grandes emisores históricos: Estados Unidos, Unión Europea y China, que vierten actualmente a la atmósfera más de 17 mil millones de toneladas de CO2, alrededor del 35% de las emisiones globales por año. Son notables también los casos de Indonesia y Brasil que, sólo por deforestación, emiten anualmente casi 5 mil millones de toneladas, alrededor del 10% del total global; sólo por deforestación, Indonesia cuadruplica y Brasil duplica las emisiones totales de México de un año. En contraste, los Estados Unidos de América, la Unión Europea (de 25), China, India, Reino Unido, Italia, Francia y España, logran captura forestal por alrededor de 530 millones de toneladas de CO2.

Las previsiones científicas más recientes indican que, en el curso del presente siglo XXI, la temperatura promedio global de la Tierra podrá incrementarse alrededor de 3º Celsius, con un consiguiente ascenso del nivel del mar de alrededor de 1 metro. Ello impactará adversamente las zonas costeras, pues incrementará su vulnerabilidad ante fenómenos hidrometeorológicos extremos, incrementará la humedad en la atmósfera al tiempo que reducirá la humedad en los suelos, propiciará la erosión de éstos y disminuirá la disponibilidad y la calidad del agua, con lo que se reducirá la productividad agrícola.
El cambio climático antropogénico generará costos para la economía global que el Informe Stern y el IV Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de Cambio Climático han estimado podrían alcanzar hasta el 20% del Producto Interno Bruto mundial, a mediados de este siglo, si la comunidad internacional no logra un acuerdo eficaz para reducir las emisiones globales actuales (~50 mil millones de toneladas por año), al menos a la mitad (~25 mil millones), antes del año 2025.

El cambio climático presenta un desafío único para la economía: es el mayor ejemplo de falla histórica nunca antes vista. El análisis económico debe ser global, tiene que ver con horizontes temporales de largo plazo, contiene centralmente la economía del riesgo y de la incertidumbre, y examina la posibilidad de un cambio mayor, no marginal.

El calentamiento del sistema climático es inequívoco, ahora es evidente a partir de observaciones de los incrementos de las temperaturas promedio globales del aire y de los océanos, del extenso fundido de nieves y hielos, y del ascenso del nivel promedio del mar; Las concentraciones atmosféricas de CO2, metano (CH4) y óxido nitroso (N2O) se han incrementado marcadamente como resultado de las actividades humanas desde 1750 y actualmente exceden con mucho los valores pre-industriales, determinados a partir de núcleos de hielo de muchos miles de años [al menos 650 mil años]

El cambio climático antropogénico es pues consecuencia de la mayor falla histórica de mercado, pues los precios de los combustibles fósiles nunca han incorporado los costos de las externalidades negativas que generan: problemas de salud pública por contaminación del aire y todos los impactos adversos del calentamiento global. En la medida que los costos son inevitables, hoy, las mejores estrategias de desarrollo deben integrar la mitigación del cambio climático.

El deseo más grande de la comunidad científica es que estemos a tiempo de revertir el daño causado por nuestro afán de comodidad, como bien dice la llamada belleza del blog.

M. en C. Jesús Martínez

Rómulo Mijangos Yong dijo...

Maestro Burgoa, le felicito por este espacio y el tema en particular es un llamado para reflexionar de lo que podemos hacer por mejorar nuestra calidad de vida, pensando en la Tierra, como en una madre que nos ha proveido hasta agotarse, por ello como siempre coincido con Tere, sólo haría una precisión sobre el desarrollo sostenible, que ella menciona y que requiere un compromiso de todos para:

1) Respetar y cuidar la comunidad de los seres vivos.

2) Mejorar la calidad de la vida humana; para que todos tengamos salud, educación y libertades.

3) Conservar la vitalidad y diversidad de la Tierra - Mantener la integridad de los ecosistemas - Conservar la diversidad biológica - Utilizar los recursos biológicos de manera sostenible. Que se mantenga la vida en nuestro planeta.

4) Mantenerse dentro de la capacidad de carga de la Tierra. Debemos conocer los límites del planeta, hasta qué punto nos puede seguir dando la naturaleza sin sufrir daños ni deterioro.

5) Modificar las actitudes y prácticas personales, teniendo, en nuestra vida cotidiana, una actitud más amigable con nuestro medio ambiente.

6) Facultar a las comunidades para cuidar de su medio ambiente.

7) Establecer un marco nacional para la integración del desarrollo y la conservación. Que tengamos leyes que promuevan el desarrollo económico, social y cultural, yendo de la mano con la conservación de los recursos naturales.

8) Revisar el impacto ambiental positivo o negativo de la tecnología, según dañe o no el medio ambiente. Las industrias que usan tecnologías inadecuadas no traen progreso, ya que ocasionan daños al medio ambiente, contribuyendo a la extinción de especies, acabando con los recursos naturales y aumentando la contaminación.

En cambio, las tecnologías que sí se preocupan por la ecología nos traen un verdadero desarrollo sostenible, en el cual, mantenemos nuestro medio ambiente.

Debido a un desarrollo urbano desmedido, actualmente, unos 80 países del mundo sufren escasez de agua y de servicios sanitarios.

Una forma de ayudar es instalar "baños ecológicos", en los cuales los excrementos y los líquidos son tratados y filtrados... para volverlos a usar como abono y agua de riego.

En fin hay muchas formas de aportar y no sólo lamentarnos, sin caer en la comercialización de los productos "ecológicos".

Dr. Rómulo Mijangos

francisco dijo...

el tema del medio ambiente es realmente interesante y mas en nuestro país, no solo po lo que se puede ayudar o hacer por y para la naturaleza, sino por el grado de riqueza si lo vemos por ese lado que se puede alcanzar y aprovechar, se pueden generar grandes industrias de la propia basura casi todo por decir todo se puede transformar nuevamente y utilizarse ahorrando grandes cantidades de dinero y esfuerzo por obtener materias primas nuevas, países como China inclusive compran los desechos de las computadoras que se desechan de occidente, con el fin de extraer sus componentes y tener materias primas de gran calidad para ellos como el oro de los chips y sus componentes, los plasticos de las placas etc. de la basura organica se puede sacar varios tipos de industrias como la producción de gas natural y la electricidad por biomasa si bien es cara son una opción mas para ayudar al planeta a estar en una mejor posición y los seres humanos pueden vivir mas tiempo, además de que al utilizar estas materias podemos impedir que sus liquidos paren en las profundidades de la tierra contaminando mantos acuíferos que por desgracia esto sucede en nuestro país y ciudad,por ejemplo el agua por desgracia en nuestra nación no se trata debidamente el agua ni siquiera la potable en toda Europa Occidental y EUA y Canada el agua se le arroja fluor para que esta sea apta para consumo humano y los residuos de estas aguas son utilizados para el riego adecuado en granjas y la utilización en sanitarios que por cierto lo adecuado sería tener un sanitario seco, es decir que no se desperdicie el agua para desechar las excretas humanas, nuestro caso para no desperdiciar agua podemos colocar un ladrillo en la caja del sanitario para así no utilizar tanta agua cuando se llene el inodoroy que se prepare para la siguiente descarga, en fin este tema da para ofrecer múltiples soluciones al medio ambiente, el chiste aquí es que debemos hacer nosotros para ayudar al medio ambiente, por mi parte desde hace años estoy reciclando mi basura y y llevo mis pilas a lugares en donde se que se encargaran de ellas ademas de comprar pilas recargables que aunque en principio son caras ayudan mucho a la larga, otra cosa es bañarse en 5 minutos ´claro bien pero así no se desperdicia el agua tanto, en fin es mucho por hacer ustedes que hacen para ayudar a este tema? saludos al maestro F. Burgoa me parece muy interesante este tema y como lo ha tratado sirve para hacer mas grande aun el mismo.

Luis Téllez Lara dijo...

Maestro Burgoa, excelente entrada, como siempre, le felicito, sólo me gustaría hacer una aportación, para no quedarme atrás y que me vuelvan a llamar insulso, sería sobre la moda y su efecto ambiental.

Hay un estimado de 1 millón de toneladas de textiles que terminan en tiraderos de basura cada año. Según un estudio hecho en Suecia, los manufactureros alrededor del mundo utilizan procesos de blanqueado, tinte e impresión de textiles que contamina casi tanto como la producción petroquímica. Sin olvidar que la ropa puede llevarse años en descomponerse, y en el proceso los textiles emanan químicos y gases dañinos al ambiente.

Si se procura ser ecológicamente responsable, la moda tiene que ser buena tanto para el cuerpo como para la conciencia y se tiende al desarrollo de líneas de ropa orgánica cuyos materiales no se someten a tratamientos químicos, lejos del glamour plástico y la cultura de "úsese y tírese". Hay cada vez más diseñadores que incorporan materiales reciclados. Sus chamarras están hechas de botellas de PET y son resistentes al agua pero aún así permiten que el cuerpo respire libremente. Además son perfectas para viajar porque no necesitan plancharse.

Los tratamientos químicos para la ropa no sólo son dañinos para el ambiente sino también para el cuerpo de quien los usa, los pigmentos contienen toxinas o metales pesados. Para que una tela esté certificada como ecológica debe ser producida con un proceso controlado de cultivo (sin pesticidas), procesamiento y coloración. Ni qué decir de cuando la ropa se elabora con pieles que poco a poco exterminan especies de animales que forman parte de una cadena en la que todos estamos inmersos.

Así que igual de la moda lo que te acomoda, pero sin dañarte y sin dañar el ambiente, no?

Saludos

Luis Téllez

P.d. Bella es un gusto leerla de nuevo.

Anónimo dijo...

Esperaría que con la ley que aprobó ayer la Asamblea Legislativa del DF, que prohíbe a a los negocios obsequiar bolsas de plástico para el traslado de la mercancía, se da un ejemplo claro al Congreso de la Unión sobre la urgencia de este tipo de normas que sin implicar grandes erogaciones ayudan a la ecología.

Hay un incremento en la polución no es tanto no vinculado al crecimiento demográfico, como podría pensarse, sino un estilo de vida de alto consumo.

Cambiar esas inercias implica alterar intereses económicos de industrias y comercios cuyos costos aumentan cuando modifican sus procesos en beneficio del planeta. Lo sencillo es minimizar el problema, como lo hizo la Semarnat al señalar que la contaminación por bolsas de plástico sólo representa 1% del peso total de la basura— o eludirlo a través de acuerdos sin obligación alguna para empresas que se comprometen a ser más “responsables”. Resulta elogiable, por tanto, que la salud de las personas y del ambiente no se deje a la buena voluntad de los actores involucrados, sino a una obligación legal.

Sin embargo, la reforma es un primer paso que deberá acompañarse en el futuro inmediato con políticas públicas para hacerla efectiva; de lo contrario, sucederá lo mismo que con la norma de separación de residuos sólidos: publicidad y sanciones sin efecto alguno en los hábitos de la gente.

Ecologista Conciente

Anónimo dijo...

Yo ya separo mi basura.

Inverti en siete contenedores -de colores y toda la cosa-, les compre etiquitas.

Hice cinco clasificaciones:

- Metales no ferrosos - aluminios, cobres, bronces, acero, monedas fuera de circulaciòn, antimonio, etcétera, rines de auto-.

- Metales ferrrosos - fierros de alguna puerta, de algunas balatas que se le cambian a los autos, rines de bicis, etcétera.

- Materiales tóxicos - este es más pequeño y màs resistente lo usaré para baterias de autos y baterias de toda clase y para residuos peligrosos en general-.

- Papeles y cartones de todo tipo excluyendo: papel higienico y tetrapack.

- Plásticos de todo tipo exceptuando los que tengan algùn residuo tòxico como aceite, àcido o algún termofluido, aqui van PET, POLIPROPILENO, Etcétera.

- En el otro la basura orgánica, lista para descomponerse, y aprovechar el gas metano que en un futuro me proveerá de energía.

Bueno la tarea no es sencilla y mucho menos cuando tienes que separar la basura al momento de clasificarla.

Mis preguntas para todos los comentaristas e integrantes de este blog es: ¿Quién de ustedes estaría dispuesto a separar su basura? ¿Quién tiene el espacio suficiente en su casa como para "guardar" esos contenedores, y obvio, darles mantenimiento? ¿No te daría coraje que al momento de entregarlo al servicio de limpia lo vuelvan a revolver? ¿Quién te garantiza que será reciclado? ¿Por qué no crear centro de acopio en cada calle, pero como una política pública en favor del medio?

Anónimo dijo...

En México, la contaminación del aire es la que más me preocupa por que aumenta el riesgo de infartos aunque los niveles de la misma sean bajos. Las partículas de suspendidas en el aire de sólidos o líquidos pueden causar numerosos problemas cuando se inhalan. Estas partículas pueden ser producidas por los humanos o proceder de fuentes naturales.

La mayoría de la población está expuesta a los infartos isquémicos y los ataques isquémicos transitorios que se deben a la obstrucción del flujo de sangre al cerebro por un coágulo sanguíneo.

La exposición reciente a partículas de material finas puede incrementar el riesgo de vasoconstricción arterial aguda y con un aumento del espesor de la sangre, lo cual puede realzar el potencial de cóagulos sanguíneos.

Ya no sólo es urgente reglamentar por cuestiones de conciencia sino para prevenir en materia de salud y en gasto público en un futuro cercano.

Fecalito Jr.

* Viva la libertad de expresión!

Anónimo dijo...

Pueden existir miles de datos que nos indiquen como estamos afectando al medio ambiente, lo importante (y que me da mucho gusto) es darme cuenta que no soy la única que se preocupa por convertirse en ese granito de arena que al unirse con muchos más puede lograr cosas increibles:como proteger y salvar lo que nos queda de este hermoso planeta Tierra.
Me da gusto ver como mis palabras se reproducen y logran despertar el interés de más de uno por este tema de VITAL importancia.

Carla A.

Uriel Reyes dijo...

Saludos,

Profesor, ¿ya leyò la ley de residuos sòlidos del DF?

Criminaliza el "reciclaje"... la basura en otras palabras le pertenece al gobierno del DF... si le pertenece que lo hagan ellos.