marzo 19, 2009

La Necesaria Reforma del Estado

Soy constante observador de los sucesos políticos y jurídicos que suceden en nuestro país. En mi perspectiva, noto como desde la jornada electoral del 2 de julio de 2006 nos encontramos ante las consecuencias de tener un mosaico pluripartidista que genere respiración real a una incipiente democracia mexicana. Estoy cierto -esperando equivocarme- que se sigue complicando la eficacia del gobierno en general y el cumplimiento de sus compromisos en particular. De ahí que asegurar la gobernabilidad del país, desde la óptica del gobierno dividido en México, se configura en uno de los retos más importantes de nuestra joven democracia, además de los sociales y los económicos. Es harto complicado ser un gobierno eficaz estando en minoría, pero lo es mucho más en un sistema presidencial que necesita de mayorías absolutas.

De hecho, hay quienes proponen como solución incorporar la
segunda vuelta electoral, lo cual para mi solo vendría a dar una “legitimación numérica”, me explicaré: tomando como ejemplo las elecciones federales de 2006, imaginémonos que FCH (35.89%) y AMLO (35.31%) son quienes tienen derecho a competir en la segunda vuelta y que de acuerdo a los escenarios que hemos presenciado, ganara FCH con un 60% sobre un 40% de AMLO. Es obvio que habría ganado FCH con un porcentaje mayor de aceptación y… ¿luego? De que serviría tener una ‘aceptación’ o ‘legitimidad’ mayor si al momento de querer formar una mayoría en el Congreso todo seguiría igual. Porque la segunda vuelta electoral únicamente sería para presidente, los resultados de las elecciones para la integración del Congreso sería exactamente la misma, ahí no habría variaciones y estaríamos ante el mismo escenario de tener a un Congreso preponderantemente dividido en tres tercios por cada uno de los partidos políticos de mayor presencia nacional, porque obviamente la segunda ronda electoral, únicamente aplicaría para la Presidencia de la República. Entonces, con o sin un mayor porcentaje de votos, quien haya ganado la Presidencia, seguiría enfrentándose ante la misma situación: tener que construir mayorías en el Congreso que le permitan gobernar.

Superar ese reto depende en buena medida de armonizar la no resuelta ecuación régimen presidencial-multipartidismo, cuestión que no puede depender sólo de la buena voluntad de los agentes políticos. Nuestro sistema presidencial no es proclive a los acuerdos entre adversarios, está fundado sobre la regla de que el que gana, gana todo y el que pierde, pierde todo y de ahí emana la racionalidad que nutre la conducta política de los actores que, cuando son triunfadores, niegan los reflectores al derrotado y cuando pierden solo les queda propiciar el desgaste del triunfador para provocar la alternancia. Así es un régimen fundado en dos legitimidades que surgen del voto: el Ejecutivo y el Legislativo (independientemente de la legitimidad de la elección indirecta de donde se conforma el Poder Judicial) y que en un momento dado, se puede asegurar la distribución -o separación- en el ejercicio del Supremo Poder, pero no la colaboración entre poderes, que es en donde se debe de ponerle atención.

Resulta claro que el régimen presidencial en México nunca ha funcionado, de manera ortodoxa. Si no lo hacía en el “Antiguo Régimen” presidencialista, no lo puede hacer ahora en la “democracia actual que tenemos”, frente a nuestra realidad pluripartidista de múltiples minorías activas. Necesitamos construir un régimen presidencial funcional a los requerimientos de la democracia mexicana. Un sistema presidencial dotado de nuevas formas políticas, culturales y jurídicas para estimular la formación de esas nuevas mayorías que necesitamos y que sólo podrán nacer de alcanzar un pacto mayoritario de minorías activas. Un pacto que sólo se puede lograr por medio de la concertación política, es decir, de la construcción política de los acuerdos una vez terminado el proceso electoral, para propiciar la conformación de las mayorías absolutas que nuestra actual realidad política exige y que no puede producir en las urnas. Hay que alentar la génesis de nuevas mayorías que soporten la definición de un rumbo cierto para la nación y faciliten la eficacia del gobierno en turno para brindarnos una democracia de resultados y por eso -soy un convencido de que- debemos construir
Un Sistema Político Mexicano del Siglo XXI, a través de la inclusión de las figuras del Gobierno y Jefe de Gabinete, que en otra entrada especificaré los detalles.

Salu2 y no olvides postear y expresar tu opinión!!!

32 comentarios:

Anónimo dijo...

Más que una reforma constiucional mas se requiere de una gobernabilidad democrática que sea eficaz, porque la sociedad a perdido la confianza en las instituciones y en las autoridades y los procesos democraticos son una utopia.

Fecalito Jr.

Anónimo dijo...

A qué hora empieza el debate? ya saqué las palomitas... jeje.. todavía nadie a quién atacar o defender?... donde anda Uriel? o ya nos va a censurar por peleoneros? o entré demasiado pronto?

Mario Torres

Anónimo dijo...

Deberían empezar por revisar y acotar las funciones de cada uno de los poderes, despues obligarlos a que cumplan con su parte, nuestro sistema jurídico es impecable habrá unas cuantas lagunas que se puedan salvar con el Amparo, lo deleznable y obsoleto, son las mafias que se han adueñado de los tres poderes, son los mismos apellidos, generacion tras generacion, lo que hay que renovar es a los corruptos de ayer, hoy y siempre.

Patricio Martínez

P.d. No me gusta ser el primero, pero mejor que me ataquen a mi y no a la belleza del blog.

Tere dijo...

¿REFORMAR O RENOVAR?

La necesidad del cambio se volvió urgente en 1995, para hacer frente al levantamiento zapatista, a los asesinatos de Colosio y Ruiz Massieu, era imperioso devolver a los estados sus facultades fiscales, por la autonomía de los pueblos indígenas, por la división horizontal de los poderes, por la transparencia y rendición de cuentas.

En 2000, Muñoz Ledo insistía en que se necesitaban dos reformas una social y económica y otra institucional, que permitiera un Estado democrático moderno, al servicio de la sociedad y desde entonces ha venido haciendo una crítica sistemática al presidencialismo, al centralismo, al corporativismo porque estancan la dinámica en los tres niveles de poder, pero se queda limitado al plantear una “reforma constitucional” en vez de convocar a un nuevo constituyente porque éste podría establecer rupturas con el orden jurídico actual.

Mientras que "locos mesiánicos" en Venezuela, Ecuador o Bolivia, apoyan a sus indígenas, campesinos y obreros para que salgan a las calles, promulgando NUEVAS CONSTITUCIONES y encabezando la lucha contra el imperialismo y su poder económico (y medios de información, políticos al servicio de gobiernos extranjeros, incluso la Iglesia), en México los poderes de la Unión, dominados por la derecha y el empresariado, se niegan a tocar las estructuras que resguardan el poder.

Nuestros políticos plantean una reforma del Estado “superficial”, sin correr riesgos, porque además si se trata de perpeturarse en el poder y cuidar sus traseros, siempre habrá voto unánime entre PAN, PRI y PRD y comparsas que les acompañan.

Es más cómodo reformar que renovar. Para reformar basta con cambiar y adecuar las leyes, aparentar transformaciones, para que el sistema de dominación se mantenga. Reparar o restaurar algunas estructuras económicas y políticas envejecidas, pero cuidando que las relaciones de producción que garantizan el capitalismo, sigan intactas. Cambiar para que todo siga igual.

Por el contrario, si se planteara un cambio profundo para beneficiar a los 109 millones de mexicanos (con el 70% en la pobreza y miseria, con enfermedades y muertes, sin acceso a educación o empleos dignos, etc.) habría que pensar en la elaboración de una Nueva Constitución para sustituir la “remendada” que lleva 92 años de vigencia y sus 487 reformas y contando.

La renovación del Estado no va surgir hasta que no se logre movilizar al pueblo, los que pudieron hacerlo (el Frente Amplio Progresista, el zapatismo, la APPO y las organizaciones del Diálogo Nacional) para obligar a los legisladores a aprobarlas, tuvieron su oportunidad y la desperdiciaron o la vendieron.

Una reforma, sin la participación de la población y abandonada a un legislativo controlado por el PRI-AN, sólo servirá a los intereses de empresarios y políticos.

Ningún acuerdo importante que busque la transformación del país puede tomarse sin consultar a los ciudadanos.

Saludos Cordiales.

Atte.
Lic. Teresa Morales

Francisco Uriel Reyes Torres dijo...

Saludos,

A ver profesor, muy ilustre, ¿cómo que jefe de gobierno y jefe de gabinete? Acaso ha estado leyendo "tiras comicas"...

Ahora es cuando la "mal llamada Reforma del Estado" está rindiendo frutos, por cierto frutos muy maduros qe han tardado más de cuarenta años en nacer, es decir nacen del tipo "involución" con la "agravente de "senil".

Es más me atrevo a decir que la "mal llamada Reforma del Estado" estuvo mal planeada y dejada en manos irresponsables y llenas de ineptitud. La "mal llamada Reforma del Estado".

Desde mi punto de vista creo que a esos individuos invoucrados en la "mal llamada Reforma del Estado" les falto usar sus capacidades cognitivas -prefiero pensar que no las usaron-.

Y si no me creen prguntenle al Sr. Porfirio Muñoz.

Francisco Uriel Reyes Torres dijo...

Saludos,

Y yo cuando participe????

Francisco Burgoa dijo...

Estimado Uriel, me extraña que siendo tu un ilustre politólogo (y ahora, estudiante de Derecho en la mejor Universidad de Iberoamérica: la UNAM (obvio), le des una interpretación distinta a lo que dice el último párrafo de esta entrada, específicamente cuando digo “…y por eso -soy un convencido de que- debemos construir Un Sistema Político Mexicano del Siglo XXI, a través de la inclusión de las figuras del Gobierno y Jefe de Gabinete, que en otra entrada especificaré los detalles.”, es decir, en ningún momento estoy diciendo “jefe de gobierno” como tu quieres pensarlo, pero para que no tengas duda de las figuras que me refiero, una es el GOBIERNO DE GABINETE y otra es la del JEFE DE GABINETE, (no dije "Jefe de Gobierno y de Gabinete"). Elementos que implicarían que transitáramos hacia un régimen semi-presidencial y que como dije, en otra entrada especificaré... y sabes? creo que esas “tiras cómicas” que dices que leo, sin duda, las leo –me divierto mucho- y más si llegan de vez en cuando, de algun@ que otr@ despistad@, en forma de post a este blog y sobretodo si es gratuitamente!!! -o sea, sin necesidad de suscripción alguna-

Salu2 cordiales y... Carpe Diem!

Anónimo dijo...

Con la falta de acuerdos políticos entre nuestros H. Representantes populares, veo complicadísimo que se dé una reforma, las únicas "concertasesiones" las hacen para subirse el sueldo o aprovarse más bonos, aguinaldos y demás canonjías.

Rolando Mota

P.d. Si dejaran de ocuparse de Tere y se pusieran a estudiar tendrán más elementos para opinar.

Anónimo dijo...

Creo que el problema de los politicos es su demagogia, hacen falta cambios es cierto, pero no de titere (presidencial) o de partido en el poder )porque son los mismos parásitos de siempre, como señala Patricio) el cambio debe ser de fondo, radical, para que el gobierno deje de darnos atole con el dedo.

Cuando hace referencia a la legitimidad, no es sólo porque sea aparentemente necesaria, es imprecindible que el que dirige a un pueblo tenga legitimidad, un gobierno que no cuente con ese elemento respaldando su credibilidad nunca será respaldado por el pueblo, debió aprender eso en sus clases de teoría del Estado.

Atentamente.

Carlos Hurtado

Anónimo dijo...

Es dificil que un "parchada" más a la Constitución logré borrar años de atraso social, educativo, económico, etc..

Así como suena utópico que la solución provenga del multipartidismo, cuando hemos visto que en México, simplemente no hay democracia, la alternancia en el poder que tenemos está más negociada que un acostón con una prosti (digo, sexoservidora, perdón por si algun@ se siente ofendid@).

Coincido más en que deberían incorporarse mecanismos de representación directa, referéndums, plebiscitos, segunda vuelta electoral para Presidente, senadores y presidentes municipales, porque el de diputados sería muy costoso (por cierto que deberían reducirse al menos a 300 y quitarse los plurinominales hay países que con más población tienen menos diputados y las cosas les funcionan más).

Mario Torres

P.d. Preciosa, usted sigue sorprendiéndome cada día, pensé que le iba a dar el lado al Sr. Burgoa y tu Uriel, me decepcionas...jeje... pensé que ibas a dar más batalla.

Anónimo dijo...

Estimda Lic. Morales:

Me siento decepcionado con su comentario, pues resulta que esos "locos mesiánicos" en Venezuela, Ecuador o Bolivia, que usted dice apoyan a sus indígenas, campesinos y obreros para que salgan a las calles, promulgando NUEVAS CONSTITUCIONES (sic), son dictadores, son ignorantes, son prepotentes y son rídiculos.

Seguramente usted ubiera querido que ganara el Peje, con sus movilizaciones populistas y sus panfletos anacrónicos de izquierda de clóset.

Siempre pensé que usted era algo "idealista" después que me puse a leer sus otras aportaciones pero se quedó en "ingenua" si cree que los gobiernos socialistas puedan tener cabida alguna vez en nuestro país.

Manuel Romero

Pd. Que no se lo tomen personal sus seguidores, porque ya vi como se las gastan en el blog y al rato vamos a estar jugando a las contstadas.

Francisco Uriel Reyes Torres dijo...

SALUDOS,

En este universo tan plural de ideas en la internet uno puedo "interactuar" en ocasiones a manera de mofa, otras como en el caso de la política nacional, problemas sociales, etcétera se lográ un conocimiento que se queda en la mente, creando nuevos paradigmas, posiblemente le di una interpretación diferente a la dispuesta textualmente -que no le agrado, soy culpable quizás- pero no se puede dejar de lado el contexto en que la plantea.

Y a las tiras cómicas que se hacen referencia, que tendría de inadecuado, aún en las publicaciones más informadas las usan - recordemos el caso donde se crea un conflicto de indole religiosa por las tiras cómicas que denostaban a Mahoma -, no podría pensar en una persona que se mofa de su propio blog. No lo discutiré, ni a favor ni en contra, sino solo son observaciones personales.

Un maestro de Teoría del Estado hizó que leyeramos un libro llamado "Homo Videns: Televisione e Post-Pensiero " de Giovanni Sartori y la explicación era que no sólo se necesitan palabras escritas o habladas para entender - los ciegos lo hacen de esa manera, los analfabetas también - pero existen otros que necesitan imagenes, y asi "los guían". Y digo en dicha obra no lo menciona de esa manera pero da las pautas a la interpretación, sino lo hicieran de esa manera de dar pautas para la interpretación, sería pues... un manual.

En concreto, si la naturaleza de este blog no es la interacción, sea por parte del moderador, o los despistad@s o cualquier adjetivo -pues el adjetivo no es un insulto al ser propio de lo que se adjetiva- creo que deberia ser una página de "información", pero no un blog. Si le parece agrasivo este comentario, la censura es opción.

P.d.

México necesita un Rey bajo una Monarquía bajo "leyes consuetudinarias" al menos durante un periodo de treinta años. No a la dictadura, si a la monarquía.

Anónimo dijo...

Estimada Teresa:

Haber si entendi su postura, porque los escenarios que describe son los de confrontación en torno a la relación con quien ostenta la titularidad del Ejecutivo; así lo reflejan la mayoría de los medios, colocando a la ciudadanía en la disyuntiva de criticar o avalar las posturas provenientes, en especial del Poder Legislativo; las calificaciones para los calderonistas del PRIAN son de respeto “ejemplar” a las instituciones, mientras que los del Frente Amplio Progresista (FAP)son “rupturistas”, “violentos”, “atrasados”, es decir, lejanos a “la modernidad”. Entonces nos sugiere la anarquia?

Fecalito Jr.

* No obstante, le admiro su belleza e inteligencia, eh?

Jesús Martínez dijo...

Maestro Burgoa, no usted no pordra negar que el sexenio actual está marcado por el vicio de origen en la calificación electoral y sus previas maniobras a favor de quien ostenta la Presidencia y en este tiempo de ilegitimidad se han acumulado razones fundadas que se suman al rechazo de origen: todas reafirman la convicción sobre el el fraude del 2000 (que por cierto legitimó su amigo Muñoz Ledo).

Estamos hartos de la impunidad en casos graves de derechos humanos, la protección a gobernadores príistas, como los de Oaxaca y Puebla, la criminalización del movimiento social –los líderes de Atenco sentenciados de por vida–, el aumento en el costo de la vida en alimentos básicos como la tortilla, entre otros; la nueva Ley del ISSSTE, impulsada desde Los Pinos y aprobada por la dupla PRI-PAN; las cifras alarmantes de desempleo, la agenda fiscal, las amenazas de privatización en el campo energético, los acuerdos en materia de seguridad hemisférica, la estrategia de combate al narcotráfico, que ha servido para activar la presencia del Ejército a lo largo y ancho del país sin que se vean resultados de fondo, con este panorama, usted cree que baste sólo una maquillada mas a la Constitución (en apoyo a la psicóloga, que las cosas cambien para que sigan igual).

M. en C. Jesús Martínez

Anónimo dijo...

Tere:

El FAP ya no tiene preencia y si quiere recuperarla, debe reconocer la implicación que tendría anteponer el qué dirán de ciertos medios a su compromiso con los intereses mayoritarios. De hacerlo así, marcarían su distancia con la dinámica de los movimientos sociales y profundizarían la falta de credibilidad en los partidos llamados “de izquierda”. Más allá de lo simbólico, favorecer la “normalidad democrática” del calderonismo sería otorgarle un certificado de impunidad y hasta ahora los del PRD han venido siendo comparsa de Calderón.

Digo, no es ataque, es una observacion, lo digo porque luego salen en tu defensa, tus admiradores -entre los que me cuento- y esto se vuelve un cuento de nunca acabar.

Luis
SUA Aragón

Luis Téllez Lara dijo...

Maestro ciertamente hay acontecimientos que contribuyen a otorgar apariencia de “normalidad” sin adjetivos al actual gobierno federal, cuya maquinaria funciona, bien o mal, pero independientemente de quién esté al mando y cómo haya obtenido “el poder”. Uno de los espacios ciegos a la ilegitimidad originaria de Felipe Calderón es el ámbito de las relaciones internacionales; los organismos multilaterales de todo tipo, los gobiernos, incluso de signo democrático y centro izquierda, tienen intereses fundamentalmente económicos y éstos son prioritarios frente a la buena o mala cara del gobernante de otro país.

Amen de los escarceos y jaloneos partidistas en torno a temas como la "mal llamada reforma del Estado" –léase electoral–, el ingreso o no de Felipe Calderón al recinto legislativo para informar no sobre el estado que guarda la administración pública, sino lo que a él le parezca adecuado en su búsqueda de “legitimidad”, e inclusive se ocupa el espacio para discurrir sobre quién y dónde se da el Grito de Independencia, franca ironía en tiempos de ataduras y sometimientos neoliberales.

Luis Téllez Lara

Rómulo Mijangos Yong dijo...

¿Le gusta el país en el que vive? ¿no?

¡¡Cámbielo usted mismo!! Pero usted, yo, los que leemos este blog, no tenemos la posibilidad de influir en los legisladores para exigir una renovación de la Constitución, pero podemos tener distintas formas de participación ciudadana... Y si no participa... ¡NO SE QUEJE!!

¿Encuentra absurdo el robo de camiones de carga, a veces hasta con asesinatos de los camioneros?
Solución: Exija la factura en todas sus compras.

¿Encuentra absurdo el desorden causado por los vendedores ambulantes?
Solución: Nunca compre nada a ellos. La mayor parte de sus mercaderías son productos robados, falsificados o contrabandeados.

¿Encuentra absurdo el enriquecimiento ilícito?
Solución: No lo admire, ni lo practique; repúdielo y no de mordidas ni pequeñas ni grandes.

¿Encuentra absurda la cantidad de mendigos en los semáforos y/o en las calles, y/o en cada esquina?
Solución: Nunca les dé NADA. Canalice su ayuda solidaria directamente a las instituciones de su confianza.

¿Encuentra absurdo que las lluvias inunden la ciudad?
Solución: Solamente tire papelitos y basura, EN LOS CANASTOS DE BASURA, barra su banqueta y si construye, no eche la basura en las coladeras...

¿Encuentra absurdo que haya revendedores de entradas para espectáculos?
Solución: No les compre, aunque eso signifique perderse el evento.

¿Encuentra absurdo el tráfico?
Solución: Nunca cierre el paso; respete las normas; estacione en los lugares habilitados, practique la técnica de paso 'uno por uno'.

¿Considera alarmante el índice de criminalidad en este país?
Solución: invierta en México si es empresario; trabaje con calidad si es empleado y ambos paguen sus impuestos. No sea aviador, ni lo permita. ¡Produzca con calidad y pague sueldos de dignidad! Con ello, podrán darles una educación de calidad a sus hijos y evitar la formación de delincuentes. No hay criminal que no salga de una familia*.

¿Encuentra terrible el problema de la drogadicción?
Solución: únicamente atienda bien a sus hijos y ni siquiera tendrá que vigilarlos.

SI USTED CONSIDERA QUE NINGUNA DE LAS COSAS ANTERIORES MEJORARÍA EL PAÍS, ENTONCES USTED ES PARTE DEL PROBLEMA Y NO DE LA SOLUCIÓN. ¡PÍENSELO! Y FORME PARTE DE LA SOLUCIÓN , NO DEL PROBLEMA QUE AQUEJA A LA NACIÓN.

LA SOLUCIÓN INICIA CONMIGO Y CONTIGO, RECUERDE AL MINISTRO CASTRO Y CASTRO.

Y si no participa...¡NO SE QUEJE!!

Estamos pasando por una etapa de falta de cultura ciudadana y de patriotismo.

Necesitamos cambiar nuestro comportamiento para que podamos vivir en un país donde tengamos el orgullo de decir: YO SOY MEXICANO.

Estando quieto, no contribuye con nada; por lo tanto, no puede reclamar.

Practique los puntos con los cuales concordó e intente practicar también aquellos con los cuales no concordó.

Necesitamos mejorar nuestro país.

Vamos todos a vivir con ÉTICA y eso tiene que comenzar con cada uno.

Saludos.

Dr. Rómulo Mijangos Yong

Anónimo dijo...

Esta desgastado el tema de reforma, porque no empezar a hablar de una nueva Constitución o un nuevo Estado, vivimos bajo un regimen presidencial, supuestamente con dividion de poderes, pero la realidad es que el presidente hace decretos que se vuelven ley, a los magistrados los impone el presidente, entonces cual autonomia, los legisladores se pudeden instituir jurado de procedencia paa los juicios politicos y asi, es un tapadero entre ellos, por lo que este modelo ya no responde a las expectativas de la ciudadnia, de ahi el grado de abstencionismo creciente que hemos visto en cada elección.

De hecho si no hay respeto por las instuticiones, estas no cuentan con la credibilidad del pueblo y no cumplen la función para la que fueron creadas, ya no tenemos cabeza en el gobierno, tenemos un administrador de dinero, que como buen Haudini esconde y desaparece lo que puede y lo que no, se lo reparte a sus amigos para que todos esten contentos menos el pueblo.

Mario Torres

Pd. Sigo mandando saludos a la belleza del blog y no es comentario, es afirmación... que mujer... (aunque se enoje Camila ...jeje).

Anónimo dijo...

No creo que sirva de nda a estas alturas una reforma, cuando lo que ya no tiene credibilidad es todo el aparato burocratico que representa al gobierno, como bien señala profesor, cuando dice que tenemos un gobierno fallido, tenemos un Estado acefalo, nuestro presidente no tiene poder de decisión, donde está pidiendo que halla un foro donde todos podemos asitir a expresar nuestra opinion sobre la nueva refineria, si se nos ocurriera ir solo a los estudiantes de la UNAM, que somos unos 20 mil, en que foro cabemos, como se nos va a escuchar a uno por uno, mas los expertos, gobernadores, trabajadores de pemex y demas gente a la que esta convicando, tal vez el foro dure unos 15 años o más, pobre Fecal, va de tropiezo en tropiezo, será tanto alcohol? Bueno al menos con Fox sabiamos que el prozac lo apendejaba, pero este que pretexto tiene.

Milli dijo...

Saludos,

Jajajaja hablan del FAP, y si supieran quien fue el presidente del CENCA y mejor aún el Presidente del Consejo Consultivo del FAP.

Cada 55 segundo desde que ha surgido México como nación (27 de septiembre de 1821 y con ITURBIDE al mando -Su ALteza Serenisima-) y se calcula que somos 106 millones de mexicanos en territorio nacional.

Según calculos del INEGI se plantea que el Estado de México cuenta con 14,6 millones de habitantes.

Según el IFE el PAN obtuvo en elección de Presidente de los Estados Unidos Mèxicanos 15 000 284 votos de ciudadanos mexicanos.

Una operación sencilla de 1 millones entre 106 millones nos da un coeficiente de 0.14.

Ahora se calcula que existen 30 millones de mexicanos en territorio extranjero es decir 106 màs 30 millones de mexicanos, nos da un total de 136, si dividimos 15 entre 136 nos da un coeficiente de 0.11.

Ahora si tomaramos a los mexicanos como 1, y el coeficiente como la parte de los mexicanos que voto por el PAN nos daría lo siguiente:

Catorce de cada cien mexicanos votaron por el PAN. Pero como existio la opción de voto en el extranjero, tenemos que tomar los 136 millones y nos arroja que por cada 100 mexicanos once votaron por el PAN.

Es decir, la relación se acerca a que de cada diez mexicanos uno "legitima" al Presidente.

Ahora sin tener en cuenta los voto por los representantes en el congreso que en el caso de la la Camara de Diputados la relación es de 300 POR VOTO POPULAR Y 200 POR DESICIÓN DE LOS PARTIDOS. ES DECIR, UN 40% DE LOS REPRESENTANTES DE LA CAMARA DE DIPUTADOS NO LOS ELIGEN LOS MEXICANOS.

Ahora para el caso de los Diputados, no hay voto de mexicano en el extranjero, tenemos que tomar 106 millones.

Y tendriamos un coeficiente de 106 millones entre 41 millones de mexicanos que votaron en la elección federal de 2006 tenemos, lo siguiente:
41/106= .38 redondeando es .4

Uno de cada cuatro mexicanos voto por los diputados.

regla de tres

teniendo en cuenta que a los mexicanos les toma elegir al 60% de dicho Poder de la Unión,
tenemos:

Como consecuencia que la fuerza del gobierno, y no así del Estado, radica o debe radicar en las Instituciones...

Puesto que parece que estadisticamente a los mexicanos no les interesa quien gobierne, sino quien "administre" los recursos disponibles.

¿Ahora necesitamos cambiar a un buen servidor público cada tres, o seis años sólo por cambiar de representantes? No sería mejor una autonomía de las Instituciones...
y un monarca que tampoco cambiará, pero no así su gobierno.

Y creando el gobierno no es el Estado.

A quie le interese lea a Huntington... por lo menos.


P.d. Mientras escribia esto han nacido cinco mexicanos màs según mis cálculos.

Anónimo dijo...

Leyendo con atención los comentarios de la entrada, veo con profunda pena, que sólo unos cuántos se toman la "molestia" de hacer aportacones que puedan ser tomadas en cuenta, no creen que es hora de que dejen los protagonismos a un lado?

Dr. Agustín Cuauhtémoc Inteotl dijo...

Maestro Burgoa:

Entiendo o trato de entender su posición cuando nos dice que llegan comentarios que le causan gracia -yo también me divierto mucho últimamente- y que le llegan de algun@ que otr@ despistad@, en forma de post a este blog, ¿por qué no va un poco más lejos y nos dice nombres de los despistad@s para poder comprender la calidad moral que tienen, quienes se la pasan escribiendo tonterías? porque hasta ahora los únicos que han mostrado clase y conocimiento son Usted, Rodrígo, Rómulo, Teresa, de vez en cuando Uriel y Milli y creo, sin falsa modestia, que un servidor, pero si es lamentable, que en un espacio que debía ser para intercambiar opiniones se haya convertido en un lugar para intercambiar halagos o agresiones. Ojalá que esto le haga reflexionar y empiecen a a hacer aportaciones más sustanciosas.

Saludos respetuosos.

Dr. Agustín Cuauhtémoc Inteotl

Anónimo dijo...

En el tema que nos propone, sigo siendo partidario del coordinador del FAP, don Porfirio Muñoz, cuando dice que en cualquier sociedad democrática el gobierno debe responder al Congreso de la Unión y propone el establecimiento de la Revocación del mandato presidencial como un procedimiento jurisdiccional directo y transparente que nos permita tener control pleno y democrático sobre el "soberano" sexenal.

Así como en Venezuela y Bolivia ha sido exitoso incorporar junto a la revocación, el referéndum y el plebiscito para dar legitimidad a los "locos mesiánicos" podrá se a estas alturas la única vía en que la Constitución deje de estar incompleta en cuanto a la sustitución del mandatario.

Lo que no es nuevo para México, pues la Constitución de 1857, preveía la posibilidad de un interino y que en caso necesario sería el presidente de la Suprema Corte quien estaría al frente del país.

Muñoz Ledo acusa que no se ha querido tocar de fondo pues había una especie de conciencia de que el Presidente es el “todo poderoso, intocable, inmutable”, pero gracias a los dos últimos peleles esta imagen ha podido superarse y vemos con más posibilidades que la institución presidencial deje de ser innamovible.

Grillo Conciente

Anónimo dijo...

Buenas noches asesor, podrá tocar el tema de la supresión del fuero militar para evitar abusos.

Fernando López

Francisco Uriel Reyes Torres dijo...

Saludos,

La Reforma del Estado es mediante las figuras ya existentes y de un mejor funcionamiento de las mismas mediante una reforma de las mismas.

Y en ese sentido se entiende como Reforma del Estado pues se tiene como supuesto que el Estado se forma cuando se promulga la Constitución.

A esto tendrìamos que verlo desde un punto de vista de la legalidad. Situación que crea conflicto de metodología desde cualquier punto de vista de los cientificos sociales -llamense politólogos, sociologos, psicologos, antropologos, etcétera- un ejemplo claro y producto de esta Reforma del Estado es la reforma a los articulos que modifican el sistema de impartición de justicia en materia penal.

Un aspecto importante y que no debe dejarse de lado, por ser de importancia suprema, fue la afectación al capitulo de las garantías individuales. Trataré de explicarlo, se busca por un lado respetar el principio de inocencia, pero por otro lado se eleva a rango constitucional la prisión de oficio - y es aquí lo importane- la delincuencia organizada, secuestro, violación - se que nadie en su doble moral dirá que defendería a un violador, pero todo el que es acusado de violador ¿lo es?- en este entendido mi pregunta y quizás motivo de críticas por lo inocente de mi cuestión es:

¿Se puede un ciudadano amparar contra una Ley Constitucional? es decir, no controversia, ni nada similar, sino un amparo contra dicha medida cautelar.

Y peor aun que pasará con el texto que dispone "... HOMICIDIO DOLOSO, VIOLACION, SECUESTRO, DELITOS COMETIDOS CON MEDIOS VIOLENTOS COMO ARMAS Y EXPLOSIVOS, ASI COMO DELITOS GRAVES QUE DETERMINE LA LEY EN CONTRA DE LA SEGURIDAD DE LA NACION..."

En la redacción "como" -que da lugar a interpretación - y bueno aqui hay muchos teóricos- es decir nos meteriamos en lo que algunos llaman -incluso algunos hacen tesina de este tema- "El problema de la analogía en la aplicación de la norma jurídica. Porque creanme ese "como" va a dar problemas.


Ahora otro caso es el de la reciente Reforma Electoral - esta no le podemos decir "mal llamada Reforma Electoral", pero si la podemos denominar una mala Reforma Electoral. De este tema puedo explicarles hasta el hastasgo... si quieren me avisan.

En concreto, el pueblo - como Hegel lo entendía "Pueblo ES la PARTE DEL ESTADO QUE NO SABE LO QUE QUIERE" y aqui en estos actos de despiste se demuestra- deberìa ser un sujeto activo no en la toma de decisiones, sino en la elección de quienes se eligen y còmo se eligen.

Se me ocurre que en lugar de votación sea por sorteo, y que se sorteen los 500 curules de la Camara de Diputados, y los 128 curules del Senadores. Total si el sorteado ganador es un torpe, existe la opción de destinar recursos al pago de asesores y demàs auxiliares de los asuntos legislativos, y de paso nos ahorrariamos miles de millones de pesos.


A mi se me ocurre que pensar que debemos retomar algunas figuras, disposiciones, transitorios, etcétera que se han demostrado como buenas soluciones. Una fue en el caso de las Siete Leyes que no se podia Reformar alguna de las Leyes por un plazo de siete años.

Puede ser buena, en siete años, si se informa y se distribuyen Constituciones en todo el país si da tiempo de leer la Constitución, y de allí para adelante. Con esto se lograrìa que los mexicanos -por lo menos- tengan claro con que bases se parte, y que es lo que se modificará, además de saber que existe lo que se conoce como un Constituyente Permanente... pareciera no tener sentido en tèrminos políticos puros, pero en términos legales tiene mucha lógica - demasiada - incluso podrìamos confrontar autores - si alguien se atreve mis posiciones van con las ideas de Toni Negri- existen otros autores -no recuerdo el nombre- pero es muy conocido en la facultad y habla sobre un "Constituyente Permanente".

El hecho es que: Las leyes son dinámicas, y esta dinámica obedece casi siempre a coyunturas generadas por el sistema político interno que se hacen acompañar por una doble moral y eso si de una inocencia tremenda. De tal manera que aún y cuando me vuelvan a mandar a extraordinario por referirme a la Suprema Corte -ya saben cual- como la Tremenda Corte - escuchen el programa- diré que esas resoluciones SON TREMENDAS.

Tere dijo...

Este post está dirigido a los participantes (Manuel, Alberto, Fecalito, Milli y anónimo) que me han hecho la observación, de que mis conocimientos en el ámbito juridico y en especial en materia constitucional, son insuficientes como para emitir una opinión, sólo quiero precisar al respecto de la Reforma del Estado (y de estar equivocada, espero que sea el Maestro Burgoa, quien me haga esas observaciones):

Cuando señalo el año 1995, no es porque en esa fecha se origine (Alberto), si no porque en ese año se hace manifiesta la necesidad de la reforma y se evidencia la ingobernabilidad que vive el país.

Es en la década de los 70's, cuando el Estado de bienestar que teníamos ya no responde a las exigencias de la economía mundial y se tiene que disminuir la función económica del Estado, con la implementación de políticas públicas y económicas que redimensionaron el aparato estatal y a finales de los 80's éstas políticas se adaptan al modelo económico neoliberal.

La reforma del Estado, que se dio en 1982, pretendía mejorar la calidad de la gestión estatal y modernizar la atención y funcionamiento de las instituciones y el manejo de las finanzas del Estado con la reorientación del gasto público.

A partir de la década de los 90's se dieron fenómenos que cambiaron el funcionamiento del sistema
político-electoral, sin llegar a una reforma del Estado (a anónimo).

Hasta la fecha sólo se han logrado acuerdos parciales sobre reformas electorales, relaciones Iglesias-Estado, cambios en la función económica del Estado, etc.

Un obstáculo ha sido que cada presidente tuvo su propia versión de reforma y que tampoco los partidos políticos han logrado consenso, por diferencias ideológicas y políticas, si añadimos el conservadurismo de la clase política y de los poderes fácticos y mediáticos, que han temido una reforma integral que pudiera poner en peligro sus intereses, canongías y privilegios.

El 13 de febrero de 2007, el Senado de la República aprobó por unanimidad realizar los trabajos
para emitir la Ley para la Reforma del Estado, que pretende concretar los cambios legislativos que transformaen el sistema político y las instituciones (IFE, TRIFE, TEPJF, etc.)

Esta ley, obliga al Congreso a lograr acuerdos entre todas las fuerzas políticas en materia de:

1. Régimen de Estado y gobierno
2. Democracia y sistema electoral
3. Federalismo
4. Reforma judicial
5. Reforma hacendaria
6. Garantías sociales

Se excluyó la Reforma hacendaria
por ser facultad exclusiva de la Cámara de Diputados.

La iniciativa de Ley, fue aprobada en lo general, en marzo de 2008 y de concretarse, permitiría contar con los mecanismos para realizar el análisis, negociación y construcción de acuerdos para la concreción del proceso de reforma del Estado, teniendo fijado un plazo de un año para aprobar los cambios constitucionales y las leyes secundarias necesarias sobre
temas fundamentales para
reformar al Estado y garantizar
la gobernabilidad del país,
particularmente para que
haya nuevas reglas electorales para 2009.

Los trabajos de la CENCA (Milli)iniciaron en abril de 2007 con representantes de los tres poderes (sin Calderón), de todos los partidos políticos y los gobernadores de los estados y en mayo se nombró a Porfirio
Muñoz Ledo, María Amparo Casar, Diego Valadés y Jorge Alcocer como consejeros de la presidencia
para realizar aportaciones
y brindar asesoría sobre los diversos temas de la agenda.

En su propuesta para la reforma del Estado, el FAP, a través de su coordinador, Porfirio Muñoz Ledo, propuso como punto de arranque amplias modificaciones a la democracia, al sistema electoral y a la justicia mediante los siguientes tópicos fundamentales:

1. Austeridad y equidad en las elecciones.
2. Una gobernabilidad democrática.
3. Acceso efectivo a la justicia.
4. Descentralizar el poder.
5. Contra la desigualdad.
6. Una nueva Constitución.

Proponen incluir en la Constitución el carácter de México como una República participativa, con el objeto de que se pase de una democracia electoral a
una que incluya a la sociedad, al incluir las figuras de democracia
participativa, plebiscito, referéndum, consulta popular, iniciativa popular, contraloría ciudadana y revocación del mandato, sin perder de vista
una nueva ley general de participación ciudadana que permita aplicar sus contenidos.

Todos los partidos, la SCJN y demás participantes, también
presentaron sus propuestas en torno a la reforma del Estado, pero me centré en los "movimientos populistas" (Manuel) porque -como lo señalé- en su momento, tuvieron la oportunidad de aprovechar su poder de convocatoria para impulsar reformas de fondo y perdieron su oportunidad o la vendieron.

La reforma del Estado es ofrecida como un proceso que persigue la liberalización económica del Estado y que facilitaría procesos políticos que garanticen la eficiencia, la responsabilidad y la
participación democrática, pero en el fondo -como lo dije anteriormente- "es una forma de cambiar, para que todo siga igual", se requiere una renovación, una reforma es insuficiente, así como la capacidad para el debate que han mostrado ustedes, así como la cobardía de algunos que ni si quiera se atreven a usar su nombre.

Saludos cordiales.

Atte.
Lic. Teresa Morales

Bibliografía:

Valdés Ugalde, Frncisco, “Concepto y estrategia de reforma del Estado”, en Revista Mexicana de Sociología, México, Instituto
de Investigaciones Sociales / UNAM, a. LV, n. 2, abril-junio de 1993, pp. 315-316.

Vilas, Carlos, “El síndrome de Pantaleón: política y dministración
en la reforma del Estado y la gestión de gobierno”, en Foro
Internacional, México, El Colegio de México, v. XLI, n. 3, julio-septiembre de 2001, pp. 421-422.

Milli Onaire dijo...

Señora...

Con toda la deferencia que se merece, permitame aclarar algo.

"
Jajajaja hablan del FAP, y si supieran quien fue el presidente del CENCA y mejor aún el Presidente del Consejo Consultivo del FAP."


Agustín Basave fue el secretari general del CENCA, y Presidente del Consejo Consultivo del FAP, mi error fue ponerlo como presidente cuando en realidad fue secretario tècnico.

Yo no me referia a Muñoz Ledo, o sea Agustín si fue embajador de los buenos... y el sarcasmo era que el FAP no ha muerto... allí está y al pasar desapercibido gana adeptos.

Lamento su ignorancia política, y jurídica, pero eso estoy seguro lo perfeccionaremos día a día.


Creo que en términos políticos y jrídicos y en este caso especifico "CONSTITUCIÓN POLÍTICA" es decir Leyes - Política.

Es sin duda un tema que va a dar mucho de que hablar.

Creo que el nombre no es importante... las ideas si.


Si no me cree alli están los colores de la bandera

ROJO: ESPAÑA
VERDE: LIBERTAD
BLANCO: RELIGION

Y esos colores los tenia en su bandera el ejercito Trigarante... primera monarquia mexicana - con un español como monarca -.

Uriel eres mi heroe, yo también quiero tener un Rey... aunque no tenga trono ni reina.

Milli Onaire dijo...

Señora...

Con toda la deferencia que se merece, permitame aclarar algo.

"
Jajajaja hablan del FAP, y si supieran quien fue el presidente del CENCA y mejor aún el Presidente del Consejo Consultivo del FAP."


Agustín Basave fue el secretari general del CENCA, y Presidente del Consejo Consultivo del FAP, mi error fue ponerlo como presidente cuando en realidad fue secretario tècnico.

Yo no me referia a Muñoz Ledo, o sea Agustín si fue embajador de los buenos... y el sarcasmo era que el FAP no ha muerto... allí está y al pasar desapercibido gana adeptos.

Lamento su ignorancia política, y jurídica, pero eso estoy seguro lo perfeccionaremos día a día.


Creo que en términos políticos y jrídicos y en este caso especifico "CONSTITUCIÓN POLÍTICA" es decir Leyes - Política.

Es sin duda un tema que va a dar mucho de que hablar.

Creo que el nombre no es importante... las ideas si.


Si no me cree alli están los colores de la bandera

ROJO: ESPAÑA
VERDE: LIBERTAD
BLANCO: RELIGION

Y esos colores los tenia en su bandera el ejercito Trigarante... primera monarquia mexicana - con un español como monarca -.

Uriel eres mi heroe, yo también quiero tener un Rey... aunque no tenga trono ni reina.

Milli Onaire dijo...

Ya ntrando en sarcasmos, como es posible tanto cinismo...

Imaginemos a Uriel "Rey est"

a) reprimiendo a los gays - y todo lo que entre en esa categoria -

b) cobrando impuestos a nuestras putitas.

c) gobernando sin leyes escritas.

d) diciendo que el ejercito es de lo peor - creo q algo similar dijo en una entrada pasada-.

O peor aún haciendo argumentos para persuadir a otros países que se le subordinen, y llegado el momento le pongan la camisa de fuerza perdón la Corona Real.


P.D. Me parece que los reyes de francia -cuando existian y que posteriormente les cortaron su cabeza, digo...- ya le cobraban impuestos a las putitas.

Uriel debes considerar que Mèxico es un paìs de "traidores" la patria se creo con base en la traición... ITURBIDE- GUERRERO, CARRANZA... bueno hasta se dice CARRANCEAR, Q NO???

Oscar Blanco dijo...

Sorprende la escasa calidad de los comentarios y la ignorancia de algunos participantes en el foro, como una tal Milli, que equipara a Don Agustin de Iturbide con otro héroe nacional, Don Antonio López de Santa Ana.

Con este nivel de conocimiento difícilmente se puede construir un debate fructífero. Más bien parecen apoyadores trasnochados del "Peje" y mafias anexas. Y bueno para ese tipo de comentarios tenemos a la "Jornada" y otros pasquines de izquierda.

Milli dijo...

Saludos,

Señor al sacarme de quisio con esos comentarios lo unico que provoca es mi ira.

Al menos el PEJE, Y SU MOVIMIENTO DE "i AMLOquito" no es errado, ya que estudio Ciencias Políticas, él -AMLO- estudio para lo que hace, pero usted, usted qué???

Oscar dijo...

Estimada Mili,


Agradezco sus comentarios aunque quisiera precisar que “sacar de quisio” no se escribe de esa forma sino por el contrario como quicio. Sobre el fondo de su comentario, pues que se puede esperar de este personaje (Obrador) que arenga a las multitudes ofreciéndole un paraíso difícil de cumplir. Si usted no recuerda hemos tenido mejores oradores en el pasado como el Lic. José López Portillo y Pacheco, presidente de México (1976-1982), que gozó del “boom petrolero” y condujo al país a la ruina. Cabe mencionar que era mejor orador y un político con una sólida formación cultural. A su lado Obrador palidece, no sólo en forma sino en contenido. Creo que no es válido aprovecharse de los desvalidos y “miserables” de este país para conseguir su sueño de gobernarlo como un pequeño dictadorcillo.


Lo lógico es que encuentre campo fértil en un país donde la miseria reina tanto en lo económico como intelectual. Este tipo de “sujetos” ha nutrido la historia de nuestro país, sino lea con mayor detenimiento nuestro ilustre siglo XIX. Es más de debería dar miedo, o al menos a mí si, cuando menciona que el pueblo lo quiere, que el pueblo es noble y bueno, y que el pueblo no se equivoca. Baste que lea con detenimiento los inicios de la Revolución Francesa, me imagino que ubica a Robespierre, que guillotinó a cuanto pudo a favor del pueblo, por el pueblo y por el bien del pueblo. En el colmo de la ironía, el mismo fue guillotinado por ese pueblo bueno y noble. No yo creo, que se fortalece más un país apelando a la fortaleza institucional. Debemos de mejorar las instituciones y no demolerlas como él lo sugiere. No se puede andar por la vida incitando a la destrucción y al odio. Este país ya lo tiene y es demasiado. Pero con las inmensas desigualdades, lo que espera es un pequeño Robespierre o algún Danton, para incendiar la mecha. Razones pueden tener para prenderla. Pero creo que no vale la pena.


Cuando un individuo combate en la arena institucional y en la calle se desfigura el discurso. Mejor que nos diga, yo representó lo noble, bueno del país. Estas conmigo o contra mí. Lástima de este político, que no hay que negarlo, es un verdadero “political idol” porque congrega multitudes pero de mala manera. Lo difícil y complicado es la construcción institucional, el trabajo de creación, lo demás es fácil. Incitar a la turba con arengas fáciles, hasta un mediano líder lo hace, lo otro es lo complicado. Por eso, mejor transitar en la vía institucional, ya lo dijeron los Padres Fundadores (Madison, Hamilton, Jay) no hay que confiar en los hombres sino en las instituciones. Ojalá sea así.

P.D. Estudiar ciencia política y ser político es distinto. Si ha leído a Max Weber ahí podrá ver la diferencia.