marzo 03, 2009

México se nos escapa de las manos...

Saben? considerando el interés que ha despertado sobre temas relativos a la situación que vive nuestro país, he decidido "exhumar" una entrada que había sido publicado en este blog el 5 de diciembre del año pasado y que -obviamente- me gustaría saber el sentir de tod@s aquell@s que han participado aquí. Bien, a continuación se reproduce íntegra la carta que el ministro envió al director del diario Milenio, el pasado 2 de diciembre, en la que lanza un llamado a los que todavía creen en el país, en el marco de la lucha contra el crimen organizado y la corrupción:

“A mis noventa años, en que empiezan las obsesiones testamentarias conteniendo las últimas consideraciones y sintiéndome ya muy próximo a rendir la gran cuenta final, estoy convencido —y así se lo manifiesto con la mayor sinceridad— que: México se nos escapa de las manos.

Es decir: creo que por nuestro egoísmo, por nuestra reticencia a actuar, por nuestra indiferencia, por nuestro conformismo, estamos perdiendo —posiblemente en forma irremisible— a nuestra Patria. Entendiendo por perder, dejar de considerarla un refugio adecuado para ser nosotros.

No estamos intentando ser dignos de ella, ni sintiéndonos descendientes de una notable cultura mestiza que esperábamos, desde los inicios del siglo XIX, nos llevaría a conformar una América mexicana (como nos bautizó José María Morelos y Pavón) que iluminaría con su sapiencia a un continente libre e independiente, ante todo.

Me dirijo hoy a numerosos mexicanos, entre los cuales incluyo a usted con total convicción, porque creo que con el poder energético que conlleva una enorme capacidad de influir en nuestras posturas y en nuestras decisiones, sí se tiene la voluntad social de transformarnos en el gran país que merecemos ser.

Son palabras que sinceramente me salen de lo más profundo de mí ser, como último llamado que manifestaré a los que realmente creen en México y en los mexicanos.

Igualmente a los que han mostrado su dolor al señalar, y denunciar hechos patentes, y que han mostrado su pena al mencionar, y precisar, que es una realidad que nuestra patria ha caído en manos de peligrosas mafias, que son —en el terreno ético-social— los grupos delincuenciales que ilícitamente se dedican al narcotráfico (producción, transporte, venta, enviciamiento, supresión de sus enemigos o de los ajenos para lo cual les pagan, blanqueo de activos, etc.), o —en el aspecto político — legalmente autorizados (funcionarios, empresarios y tapaderas) que nos han convertido con la complicidad de nuestra manifiesta conformidad pasiva, en un pueblo de miserias —materiales y éticas—; en un pueblo de desempleo, de inseguridad y de confusión, que masivamente emigra al extranjero, horrorizado de su país. Todo un pueblo en fuga.

Sin negar la patente importancia, la trascendencia, y la peligrosidad de otros factores sociales, apunto principalmente aquí a la corrupción (la pública y la privada), que se inició con los gobernantes pillos, y ha hecho escuela mayor en todos los mexicanos, a los cuales ha alterado su sólida cultura de alta calidad humana.

La corrupción, y la impunidad que han inducido, significa la consolidación en sistema de unos funcionarios ambiciosos, casi siempre en colusión con los delincuentes. Pero en mi concepto ello no es lo principal, sino que lo son sus consecuencias.

El origen de ello —en mi personal concepto— es el enviciamiento de nuestra cultura. Una cultura de la cual nos mostramos por siglos tan orgullosos por ser la mezcla, la conjunción, de dos etnias, cabezas de la civilización y del refinamiento de dos pueblos, líderes de dos distintos y contrastantes Continentes que se encontraron (no tan felizmente) en el siglo XVI.

Esta convicción ya estaba en mí desde 1981, año en el cual bajo el seudónimo de Víctor Chavert (Víctor por ser mi segundo nombre y el patronímico porque mi madre se apellidó Castro-Chavert) escribí un modesto ensayo, al cual intitulé Diálogo de mestizos.

De esa obra se publicaron varias ediciones por editoriales diversas —y en alguna privada—, hasta que se constató la necesidad de actualizarla, porque desde que se editó por primera vez México perfeccionó su desbarranque, y por ello se publicó en 2005 una versión actualizada con el nombre de Los motivos del mestizo, que editó Porrúa.

En esa época aún vivía el gran psicoanalista, doctor Santiago Ramírez, quien me hizo el honor de prologar mi modesto ensayo. Y dijo de él: “Chavert (Castro) nos muestra a un mexicano en ocasiones maniaco, que encubre una profunda depresión quizás por la carencia de identidad, en otras epileptoide, con agresividad crítica y con pegajosidad y diminutivos abundantes en los periodos intercríticos. Juego de engaños en todo su esplendor, el mexicano en casi todos sus actos se ha visto precisado a firmar letras de cambio que no pagará, bajo la presión del cañón de una pistola.”

Pero con anterioridad ya nos había resumido la opinión de destacados mexicanólogos, en el siguiente sentido: García Granados y Riva Palacios nos describen y novelan. Más en la actualidad Alfonso Reyes nos coloca la X en la frente, y Daniel Ramos considera esencial el complejo de inferioridad. Octavio Paz nos define como hijos de la Malinche, mujer abruptamente hendida y penetrada, chingada.

Al terminar mi mandato activo como ministro de la Suprema Corte de Justicia, que aún soy, a fines del año 2003, me atenazaba la necesidad de implementar una acción consecuente con mis anteriores indicaciones sobre las fallas de nuestra cultura mestiza mediante la integración de una asociación que se dedicara exclusivamente a proyectar un programa de cambio cultural en México.

Por ello, formé en unión de otros amigos coincidentes en esos propósitos, una asociación civil que se intituló Cambio de la cultura en México. Por cierto el lema que para ella se aprobó fue el de: Cambias tú; cambia México.

Resulté mejor conceptualista que progresista impulsor de asociaciones sociales. Reconozco —y aquí lo confieso paladinamente— que mi gran ineptitud y gran desconocimiento de obras de tal tipo, fue manifiesta, y los éxitos y adelantos fueron nulos.

La asociación a la fecha todavía tiene existencia legal y registros en orden, pero ya en su calidad de proyecto fracasado.

Ahora intento convencer a los mexicanos que deseen el bien social del país —y no su beneficio personal— no tanto a continuar este fallido intento que ha quedado atrás, sino a conformar otro proyecto que —ante todo— concientice que nuestra destruida patria se nos diluye de las manos, y que intente la recuperación del país.

De nuestra viciada cultura que nos conforma, creo sinceramente que debemos, como principio de cualesquiera otros pasos, destruir nuestros vicios culturales.

No podría ser siquiera lógico que propongamos que se adopte la cultura de la legalidad, a un pueblo que ha tomado como bandera actuar convenencieramente bajo una cultura de la ilegalidad.

Posiblemente (esto lo propongo con gran cuidado y con entendible desconfianza) sí podría proponerlo reestructurando el sistema educativo de los primeros años del ciclo escolar, para que los niños desde su más tierna edad identifiquen y practiquen una cultura positiva, y no nada más mencione, como ordena el segundo párrafo del artículo tercero constitucional que precisa como obligación del Estado mexicano que se induzca a una educación que tienda a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano, fomentando en él el amor a la patria, y la conciencia de la solidaridad internacional en la independencia y en la justicia, o como mandata el inciso c) de la fracción segunda del propio artículo, cuando precisa que la educación “debe contribuir a la mejor convivencia humana, la convicción del interés general de la sociedad en los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos los seres humanos, evitando privilegios de razas, de religión, de grupos, de sexos o de individuos”.

Pero ante todo destruyendo los vicios del actual status, que elimine de nuestra cultura permisionaria la corrupción, principalmente de hábitos y costumbres que los mexicanos practican y cultivan (la mordida; la procura de una ventaja indebidamente expensada, y rechazar las normas jurídicas; la reventa, el influyentismo; la admiración y el apoyo a quienes (como los grandes delincuentes), triunfan eliminando todo escrúpulo ético; propiciando la impunidad tan criticada por el pueblo, pero tan buscada por lo infractores.

El mexicano (sigo exponiendo mi criterio personal) debe entender y manejar la ética social, que desprecia profundamente: no nos importa comprar cosas robadas (el chueco, tan conocido) o falsificadas; los productos piratas; sostienen (en contra de quienes sí se atienen a la regulación legal) al comercio irregular callejero; roban la luz (mediante diablitos), abandonan o saquean a los heridos o necesitados; destruyen la propiedad ajena, aunque el procedimiento no les produzca beneficio alguno.

El mexicano se entusiasma con la evasión de impuestos, por cualquier sistema del cual tome conocimiento, porque nunca ha conectado al impuesto con el otorgamiento de los servicios públicos.

Nuestros connacionales deben aceptar que nos debemos conducir diciendo la estricta verdad. Prefiere el cuento, la mentira, que se dice piadosa; el adorno o el albur.

Debemos transformar nuestro profundo egoísmo, nuestra ambición desmedida aunque lo contrario lesione a otro, y entender lo que es el interés colectivo frente al individual, como obvia voluntad del pueblo soberano.

Es una ironía: un país (el nuestro) que fue el pionero en reconocer constitucionalmente (en 1917) los derechos sociales, sin anular los derechos individuales, en 2008 los ignora, los desprecia, los trampea, los combate.

Grave tarea (grave y compleja) es la que pretendo deberían realizar los mexicanos para cambiar radicalmente su actual cultura viciada.

¿Podría usted comentar y sugerir una mecánica adecuada para plasmar todo ello en un proyecto nacional que tome consciencia de que en nuestro país los mexicanos deberían hacer algo al respecto?

¿Podría usted proponer algún procedimiento para despertar a los mexicanos?

¿Podríamos nosotros —los intranquilos— utilizar alguno de los sistemas modernos de comunicación masiva para propiciar la acción social que aquí se sugiere?

Mi llama —ya de por sí tan tenue— se apaga; encomiendo mis esperanzas en aquellos que creen que vale la pena luchar por la Patria.

Con el respeto de siempre.”
Juventino Castro y Castro

Salu2 y no olvides postear y expresar tu opinión!!!

36 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades por la publicación del "llamado de conciencia" del Ministro Castro,
Posteriormente estare enviando un comentario o propuesta para que las asociaciones civiles sean la base intelectual y política del congreso, para que esos pensamientos brillantes sean tomados en cuenta para las decisiones Públicas y no se queden solamente en la mente de los idealistas.

RAFAEL GOMEZ ZARAGOZA.

Elisa Estrada dijo...

Don Francisco Burgoa:

Con gusto me topo, de nueva cuenta, con su blog por mi paso en la red.

Al reencontrarlo disfruto su amplio crecimiento, y su ya establecida participación de lectores permanentes, y no tan permanentes.

Leo un poco, y no puedo dejar de esbozar una sonrisa ante tantos comentarios de felicitación por los contenidos y opiniones. Muchos aseguran, igual que yo, que es usted un ser genial.

Como siempre, es el tema de la idiosincracia del ser humano, y en particular de nosotros, los benditos mexicanos, el que captura mi atención.

Devoro la carta, una a una las palabras, y no puedo dejar de pensar en la lucidez con la que alguien que ha vivido toda una vida, puede presentar -utilizando solo letras- la más nítida fotografía de nuestra realidad.

Me sumo de inmediato, claro, a su llamado.

Me parece que hoy, en el mismo sitio, he encontrado dos regalos del destino... sin embargo, no puedo dejar de reparar en el hecho de que NO HAY MAS QUE UN POST EN ESTA ENTRADA. Y me pregunto: ¿qué sucede con toda esa comunidad de lectores, que no se mueven ante la destemplada claridad de nuestra circunstancia?

Habrá que hacer, Don Paco, mucho todavía.

En breve te remitiré unas propuestas que he promovido acá en mi tierra, donde termina la cultura y comienza la carne asada, y que pretenden apoyar ese cambio en nuestro actuar, indispensable para regresar a los días en los que "El Estado de Derecho" nos garantizaba un sueño sin sobresaltos.

Te mando un muy fuerte y afectuoso abrazo.

Tere dijo...

Con la bolsa a la baja, la moral a la baja, la esperanza a la baja, llega usted Maestro Burgoa a poner el dedo en la llaga, recordándonos cuando Don Juventino Castro y Castro, ese gran hombre, tal vez de los pocos que pueden preciarse de serlo, en toda la extensión de la palabra, de los jurisconsultos que le dan valor y dignidad a la justicia mexicana, nos escupe en la cara, esta verdad: MEXICO, SE NOS ESCAPA DE LAS MANOS!!!

Me llena de tristeza y pesar esta frase: "Mi llama -ya de por sí tan tenue- se apaga; encomiendo mis esperanzas en aquellos que creen que vale la pena luchar por la patria".

Vaya que encomienda más grande y comprometedora para las nuevas generaciones que debemos tomar esa estafeta.

¿Dónde están los hombres y mujeres que ocupen su lugar y que luchen y defiendan a nuestro tan vejado país? tiene razón en pensar que México necesita ser rescatado de las manos de los políticos actuales, de las mafias de hoy, de los vicios de siempre, porque se nos diluye entre las manos.

Quizá con el tiempo, con educación, con voluntad, con solidaridad, podamos cambiar, y revertir ese autoconcpeto tan denigrante, lastimero y autocompasivo que tenemos de nosotros mismos, tal vez algún dia podamos salir de este muladar en que estamos sumidos, así, que si no es muy tarde, dígame ¿dónde, cómo llego a la asociación "Cambio de la cultura en México"? me urge la conciencia, a sumarme, para estar en paz, para hacer el cambio porque si: Cambio yo, cambia México...

Reciba saludos cordiales.

Atte.
Lic. Teresa Morales

Francisco Uriel Reyes Torres dijo...

Saludos,

Esto va a doler, aún después de 38 años de distacia.

''Ni los universitarios ni los politécnicos han cumplido con el país y su responsabilidad es enorme.''

Lo dijo Juan Sánchez Navarro, en una entrevista a Elena Poniatowska en 1971.

Fuente:
http://www.jornada.unam.mx/2006/02/14/index.php?section=opinion&article=015a1pol



Pongo esto porque Castro pone una palabras que, en lo particular, no me gusta cuando la dicen miembros que son o han sido parte de la SCJN. Dicha palabra fue "miseria".

Ya que esta palabra te remite no solo a un escenario de "pobreza extrema", "in justicia" -justicia a la medida pues- y pasividad ante todo.

Y por un lado podemos ver a este Exprofesor de la UNAM Sánchez Navarro diciendo "Universidad de Masas una estupidez" y por otra a Castro diciendo que se necesita más, ¿mi pregunta es más masa?

El semestre pasado escuche mucho la frase de "entre menos burros más olotes" frase que tambien refleja por un lado "más de mejor calidad" y por otro lado "estar más expuesto al odio y la mala voluntad de los demás".

Les dejo eso, y no coincido con la opinión de Castro. Sin embargo, la contrasto con quien fue un ideologo de la clase empresaria que ahora este ministro desprecia.

Y que qizás lo ha envilecido, pobres pobres quién les hará justicia ahora.

Anónimo dijo...

Nos pregunta el Dr. Castro sobre cómo lograr el cambio, y respondo con nuestra experiencia a favor del cambio comunitario en pequeñas comunidades (escuelas, barrios), como una pequeña contribución a un gran movimiento que tiene que ser apoyado y alimentado por un gran número de personas que como el Dr. Juventino Castro desean el cambio de su persona, de su familia, de su barrio, de su colonia, de su localidad, de su estado, de su país….. y en efecto como dice su lema es necesario empezar por uno mismo: si cambias tu cambia México.

Lo que si desde luego adelanto es que el trabajo que tenemos enfrente es arduo, requiere que todos y cada uno de nosotros a nuestra manera nos convirtamos en promotores del cambio… o dicho a nuestra manera de “nuevos aprendizajes para vivir más integrados en cuerpo,mente y espíritu.”

Cordialmente

Mtra. María Elena Castro

Rómulo Mijangos Yong dijo...

El Dr. Juventino Castro en su “CARTA ABIERTA A LA CIUDADANÍA” nos pregunta a sus lectores, sobre cómo cambiar “La corrupción, y la impunidad que se ha consolidado no sólo en el “sistema” de unos funcionarios ambiciosos, casi siempre en colusión con los delincuentes), sino también en la vida diaria de los ciudadanos….., cómo destruir nuestros vicios culturales…. hábitos y costumbres que los mexicanos practican y cultivan (la “mordida”; la reventa, el “influyentismo”; la admiración y el apoyo a los grandes delincuentes).. nos invita a participar, a crear un movimiento que incluya acciones, actitudes, ideas, todo aquello que mueva la rueda de la comunidad y que produzca la energía necesaria facilite un cambio, de esta gran adversidad que vivimos los mexicanos, en la que parece que ya nada funciona con nuestro gobierno, con nuestros vecindarios, con nuestras escuelas y con nuestros hogares. Su lema: “Cambias tú; cambia México” me lleva a expresar una respuesta, pues lo primero que pensé al leer el artículo, lo que me movió más fuertemente, fue a participar con lo que se ha llamado Cambio de paradigmas y es algo que tanto la Lic. Morales como un servidor hemos venido trabajando desde hace más de 13 años, pero ne es una tarea fácil y menos con la poca o nula participación de la sociedad civil y menos aún del gobierno federal.

Lo que podemos hacer, es no esperar a que la solución salga de los demás y cruzarnos de brazos, es salir a las calles y hacer lo que esté a nuestro alcance.

No como señala Francisco Uriel, ¿quien nos defiende ahora? NADIE LO HA HECHO ANTES Y NADIE LO HARA EN EL FURTURO, lo que no hagas por ti mismo nunca nadie lo va a hacer, tienes que empezar por ti, lo triste es que el 95% de los mexicanos todavía cree que el Gobierno es su papá y que él le teiene que resolver los problemas.

Atte.
Mtro. Rómulo Mijangos

Francisco Uriel Reyes Torres dijo...

Saludos,

Si nadie nos ha hecho justicia -sino quizás la índividualización de la norma- y es un ministro el que da esa entrevista, en el contexto que lo plsntes Burgoa. ¿Cómo esperar cambiar, sino se sabe que se va a cambiar? Es decir, yo puedo decir voy a cambiar mis hábitos civicos, pero noasí mi cultura cívica, digame a donde voy a llegar.

Nose se puede cambiar sin un rumbo -sin una política, en este país la política se rige bajo el Derecho Constitucional- y es de esa manera como se hacen los "fantasticos" planes de gobierno, incluso Calderón presentó uno al inicio de su gobierno -que en su oportunidad no perdi detalle en su lectura, que gran capacidad de elucubración-

En fin, yo de mi parte no siento que necesite de un gobierno, digo la gente cosmopolita no lo necesitamos, y hay que poner atención a la diferenciación entre cosmopolita y anarquista, en ese tenor NO NECESITO DE UN PAPA GOBIERNO.Sino de un gobierno a secas que me permita desarrollarme como individuo.

Si la SCJN no es la instancia pertinente para administrar justicia, entonces deje desengañarlo de una vez, México no solo se nos escapa de las manos sino que nunca lo hemos tenido en nuestras manos.


Ahora el señor Castro menciona Ciudadanía, y por Dios está hablando de Gobierno. Esta excluyendo en todo caso a los menores de edad, a los borrachos consuetudinarios, a los condenados, etcétera.

Es un discurso que incita a la violencia, y demás situaciones que no quiero expresar, por la nausea que representa -en términos de Sartré-.


Si empezará por mi, todo lo hago por mi en ese sentido soy soberano, y en el pacto social cede parte de esa soberania a mi Estado, y por ende a mi gobierno. En dado caso el gobienro nunca podrá ser mi "papi" porque el no me da vida como ciudadano, soy yo y todos los integrantes de la ciudadania quien lo crea.

Si los ciudadanos desaparecen, el Estado no tiene objeto -puede poner el ejemplo del vaticano, sin embargo, le puedodecir que las simulaciones no me gustan-.

Anónimo dijo...

El Dr. Castro y Castro parece que lanza un grito desesperado, donde hace un llamado a los que todavía
creen (creemos) en el país, en el marco de la lucha contra el crimen organizado y la corrupción, para que utilizando la
energía que a cada uno de los mexicanos nos mueven, la utilicemos para transformar la patria en que merecemos vivir.

Hay en ella conceptos que algunos señalan como soñadores cuando me refiero a ellos, porque los tiempos nuevos
han traído un pragmatismo, definido como lo práctico, la realidad, no la especulación o la teoría, que ha provocado una
deshumanización cuyas consecuencias estamos pagando, pues ha instituido una nueva ley de la selva, no donde el más
capaz sino el más feroz sobrevive, mismo que al no valorar las consecuencias que su actuar traerá, acabará por ser
el receptor final de su pésimo hacer, no sin antes desgraciarle la vida al resto de la humanidad.

Ciudadano Conciente

Dr. Agustín Cuautémoc Inteotl dijo...

Dr. Burgoa:

Considero que el ministro debería mejor explicar, cosa que no es fácil porque la Corte no despide a los corruptos. ¿Quién
llevará a juicio a los jueces corruptos y al servicio del narcotráfico? Todo el que ha enfrentado un procedimiento
judicial -sea local o federal, penal o civil- sabe que la impartición de justicia tiene precio. Y no sólo nos
referimos a los evidentes actos de corrupción en no pocas de las estructuras del Poder Judicial sin duda penetradas por los cañonazos del narcotráfico, sino a lo que ocurre en el llamado México.
Es decir, todos saben que salir airoso o no de un proceso judicial depende en buena medida del
dinero que se invierta en abogados. Bajo esa premisa, nadie puede negar que la justicia tiene precio. O si se quiere, que sólo existe justicia para los ricos. Y viene a cuento el tema porque hace pocos días en la escala que hizo en Chile en su periplo por el sur del continente, Felipe Calderón propuso que la Operación Limpieza purga de policías implicados en el narcotráfico, de la PGR y la SSP también debía aplicarse
en gobiernos estatales y municipales, igual que en el Poder Judicial. La pregunta, sin embargo, no puede quedar en el
aire. ¿Por qué el Poder Judicial? Por eso, porque no sólo se trata de uno de los tres poderes de la Unión, sino de una de
las instituciones del Estado encargadas de la impartición de justicia. ¿Qué quiere decir eso? Primero, que si Ejecutivo y Legislativo han sido penetrados por el poder corruptor del narcotráfico y el crimen organizado, no está y
no estuvo ajeno de esa penetración el mismísimo Poder Judicial, todo el sistema de impartición de justicia. La diferencia
es que las dos primeras instituciones y/o poderes de la Unión, Ejecutivo y Legislativo tienen como responsabilidades fundamentales las de conducir el gobierno y articular el Estado, y reglamentar la conducción y
articulación. El Poder Judicial es el responsable de hacer valer la ley de todo el edificio institucional. ¿Pero a quién
compete llevar a juicio precisamente a los jueces, magistrados y ministros? Ese es el problema de fondo, ustedes que opinan?

Dr. Agustín Cuauhtémoc Inteotl

Anónimo dijo...

No entiendo porqué sólo hasta que dejó el puesto público hace esta reseña brutal de la vida nacional, porque no utiizó su influencia, su poder, su trinchera para hacer algo más.

Anónimo dijo...

Maestro y bloguers que lo acompañan, es verdaderamente lamentable que no se de más difusión a la carta del Ministro Juventino Castro, por que iene razón en todo, en lo personal, reconosco y aunque duela, algo que es lamentable y que el señala, es que la UNAM ya perdió presencia, los estudiantes no tienen conciencia de clase, no luchan, no tienen identida, no aportan, nisi quiera las investigaciones en las areas sociales, son de relevancia, que triste.

Pero somos estudiantes y que estamos haciendo? apostarle a que el gobierno nos de chamba? que las cosas se solucionen por obra de magia?

Tu, que lees este blog, que estás haciendo, sólo criticar? que aportas? que has hecho en tu comunidad? en tu sociedad? ya de jodido, en tu vida? eres del exito facil, de cpiar en los examenes, de hacerle la barba al maestro? coquetearle para que te pase?

Sin animo de ofender, porque no hacemos más y hablamos menos.

Rafael, tu que has hecho? Tu Elisa? Tu Teresa? Tu Fransciso? Tu Agustin? Tu Uriel? Tu anonimo? Que has hecho por Mexico aparte de criticarle todo?

Saludos

Carlos Cortés

Anónimo dijo...

Uriel:

COn todo respeto, cómo te atreves a decir que la unam es un lugar para las masas, cuando tu te has beneficiado de ello? digo de no ser asi, estarias en el tec o en la anuahuac, no?

Mario Torres

Anónimo dijo...

Hacia un buen rato que no me reia tanto, cómo es posible, que estemos en estos debates de juguete, cuando podriamos estar cuestionando a los lideres, a los politicos, a los comnicadores, que estan haciendo de nuestro pais, en vez de quedarnos tragandonos sus cuentos, deberiamos estar organizando a la sociaedad civil, comparto con el Maestro Burgoa la necesidad de contribuir con nuestro granito de arena (recuerdo grato de su poema), mas nunca he leido en este espacio, salvo por el Dr. Rómulo, la idea de dar, todos queremos recibir, nos llenamos de orgullo al presumir nuestros logros y titulos pero no ostentamos nuestra buena voluntad, de la que carecen los universatarios, ya perdieron la fe? que hace falta para que resurja el espiritu que hablará por nuestra raza?, que venga el Dr. Burgoa (el padre o abuelo del administrador) o el Dr. Carráncá o el mismo Benito Juarez a decirnos que chingaos hacer?

De que nos sirve tanto estudio si no podemos ni si queira completar una idea?

Sera que las cosas de antes eran mejor? y esa nostalgia es la que nos trasmite el Dr. Castro y Castro en su carta-ehxorto.

Jesús Martínez

Luis Téllez Lara dijo...

Cuanta melcocha se respira en el ambiente, que si el Maestro Burgoa es genial, que si el Doctor Juventino es un prócer de la patria, que si el Licenciado Uriel quiere ser protagonista, que si el Doctor Rómulo ha sido un paladín de los paradigmas, pero donde esta el debate de ideas, donde las aportaciones, donde sus fuentes, donde la teoria.

Por mas intentos que hago por sacar un resumen de la Carta del magistrado, lo unico que me viene a la mente es: que gueva, porque se la pasa dando una descripcions que ya todos conocemos, con un tono de sermon, que el monseñor Abascal se quedaba corto, que no nos dice como hay que hacerle, por donde empezar: la educación (en manos de Elba Esther), la politica (en manos del espiruo), la economia (en manos de los hijotes del MIT), la seguridad (en manos de los policias corruptos y ya ni eso, en manos de la DEA corrupta), porque acaso se cren que los unicos corruptos somos nosotros, si no hubiera transa del otro lado, la droga no pasaba, si detectan ilegales con sus aviones no tripulados, que no detecten los autos en donde pasa la droga, por favor.

En fin, creo que este es el pais de no pasa nada, como siempre y no pasa nada en esta entrada. Estuvo mejor la de los jotitos... jeje

Luis Téllez

P.D. La unica que me sigue gustando en la psicologa, que lastima que no conteste mis correos.

Francisco Uriel Reyes Torres dijo...

Estimado Mario,

Estuve en el ITESM-CCM, y en ITESM-MTY y no me gradue. Sin embargo, aprendi demasiadas cosas en muy poco tiempo. Y soy graduado de la UAM, a veinte dias de recibir mi título y cedula profesional en Ciencia Política, y bueno estoy estudiando en la Facultad de Derecho.


Otro punto, yo concurse en el examen de selección para ingreso a la UNAM, y después de casi seia años de haber salido de la prepa.

Y bueno, mi sentir es que deberiamos ser menos alumnos.

Ya me sali del tema. Y mira no deberias de inferir, como lo tratas de hacer con tu comentario, que público, gratis y de masas es lo mismo.

Y si me beneficio, bueno concurse y aqui estoy, tratando de superarme a mi mismo día a día.

Milli dijo...

Protagonista?

Perdón por tratar de pesar - se me olvidaba que está prohibido pensar y tener críterio -.

Una disculpa.

Dr. Agustín Cuautémoc Inteotl dijo...

Considero que no todos en este espacio, entienden el significado de respeto y pluralidad, así como en la otra entrada, la Química Berenice nos aclaraba el de la diversidad. El respeto es uno de los pilares de la democracia.

Espero que este comentario, de respuesta satisfactoria a quienes de frente o indirectamente han hecho referencia a mi persona, hecho halagador, por varias razones, primera por que se me toma en cuenta, segunda porque me dan una importancia inmerecida.

Anónimo dijo...

¡Hola!
Me parece una excelente idea, que usted publicará esta carta, me parece que él Ministro Castro es de los pocos mexicanos que aún piensa en los ideales por los que alguna vez se lucharon en el siglo XIX, es momento como él dice de cambiar y obvio empezar por nosotros mismos contribuyendo a ser mejores personas, para así realmente tener un mejor país,del que nos podamos sentir sumamente orgullosos, la tarea no es fácil, pero tampoco es imposible;cada uno de nosotros podemos empezar con pequeñas acciones,que irán mejorando el rumbo del país;sobre todo creo que deberíamos de empezar con los niños,fomentandoles el amor a su país,a sus simbolos patrios a todo aquello que nos distingue como una nación.

atte:Iset Rocamora

Anónimo dijo...

Veo, con tristesa, que los comentaristas, no estan tomando co la seriedad debida las palabras del Dr. Juventino, porque esta pidiendo que se rescate a México, justamente de los vedettismos politicos que no conducen a nada y aquí se ha caído en lo mismo, sólo que aquí además son demagogicos.

Camila Gandull

Oscar dijo...

Creo que el sentir del Ministro en retiro, parte de la nostalgia y de lo comprometido del futuro para los mexicanos. Ni el pasado fue mejor, ni el futuro es peor, sólo es diferente.

Sentir nostalgia por el pasado es propio del ser humano, pero también lo es reconocer que todo ha cambiado, que todo es diferente, de ahí radica nuestra indefensión. En los últimos veinte años México cambió, antes todo era más sencillo, cualquier explicación era óptima porque vivíamos en un régimen de sustitución de importaciones, donde era prácticamente un régimen cerrado al exterior. Conseguir un aparato electrónico era una hazaña, que ganara el PAN una elección impensable. Ahora todo es posible, poco a poco vamos perdiendo la capacidad de asombro ante todo, ante la política, nuestros políticos, nuestros jueces.

Pero, todo nos remite a nuestro origen, lleno de cuadillos, de asonadas militares, de crímenes no resueltos, y todo por conseguir el poder. Creo que nos parecemos más a la inestabilidad del siglo XIX, que al anterior siglo XX, y sino desaparecimos como nación, fue un verdadero milagro. Más aún con la bandera estadounidense ondeando en el Zócalo capitalino. Nuestros odios y mezquindades siempre nos vuelven a sumir en la inmundicia. En el futuro próximo veremos resurgir los regionalismos por un simple hecho: la federación cada vez se hará más pobre y los estados querrán más recursos. Seremos un país balcanizado, donde nuestros odios reprimidos por algunos años estarán dispuestos a resurgir. No olvidar la polarización del 2006. Pobre México!

Anónimo dijo...

Creo que pocos llamados de auxilio, me han llegado tan profundo, como este que hace el Ministro, no porque sea la carta de un hombre a punto de entregar cuentas de sus actos, más bien porque ha sido de los pocos que se han atrevido a señalar los errores del Gobierno fallido, como bien señala el Maestro Burgoa, poniendo muy clara la preocupacion porque hagamos algo por salvar a Mexico de la decadencia moral y cultural en la que estamos cayendo.

Anónimo dijo...

Una felicitación nuevamente, Maestro por publicar esta carta, no tenia idea que es de diciembre del año pasado, solo habia oido de ella, por referencia de Sosamontes y me alegra haber podido leerla, gracias a Usted.

Saludos

Carlos Hurtado

Teresa Morales dijo...

Estimado Carlos Cortés:

Sólo en contadas ocasiones, me tomo la molestia de responder los comentarios que se refieren a mi persona, que se han vertido aquí, más que por arrogancia, es por dos razones:

1. No es mi intención generar polémica y menos tener un afán protagonista (a menos que encuentre a alguien digno, para debatir con ideas y argumentos coherentes y concretos lo haré).

2. La mayor parte de los post han carecido de contenido, interés, trascendencia, profundidad, al menos en esta entrada, como para fijar mucho tiempo mi atención.

En lo personal, valoro que te hayas tomado el tiempo de leernos, por lo que a mi respecta, te doy una respuesta:

Yo no critico a México, sólo a sus gobernantes, pues en este país tenemos todo, cultura, tradición, historia, riqueza y variedad geográfica, diversidad, etc. Lo único que no varía son los políticos ni los grandes monopolios detras de ellos.

Concuerdo contigo en que muchos mexicanos han perdido valores, identidad, capacidad de asombro, se han vuelto apáticos, crédulos, conformistas, se han vuelto "mass media", pero NO TODOS LOS MEXICANOS, creo que los que leen este tipo de espacios, no, algunos más que andan por allí, no y yo no. Así que por favor, no pluralises.

Preguntas ¿qué he hecho por México? tal vez poco o mucho ¿quién será el que tenga el parámetro para juzgar?, te puedo decir que estuve 3 años como voluntaria en una casa-hogar para niños con SIDA, 4 años en un hogar para niños de la calle, desde entonces me he dedicado a visitar baldíos, coladeras, refugios y parques, para enseñarles habilidades sociales y derechos a niños callejeros.

En la Universidad me dediqué a escribir y denunciar el maltrato y abuso infantil en el hogar, los abortos en las adolescentes y el abandono y desapego de los padres, hay constancia en tesis y libros compilados y editados en la UAM.

Con esa misma inquietud escribí 25 talleres destinados a padres de familia, de los cuales ragalé 6 al Proyecto "Escuela para Padres" que publicó y difundió Elba Esther, Martha Sahagún y el SNTE, alejados del modelamiento y conductismo y propugnaban por la socialización y animación sociocultural. Todo de carácter altruísta, esa es sólo una parte.

Ahora quisiera que nos contaras ¿qué has hecho tú?

Atte.
Lic. Teresa Morales

Anónimo dijo...

SIN LUGAR A DUDAS, LA INTENCION DEL DR. CASTRO, ES ENCOMIABLE, LAMENTABLEMENTE NO HEMOS ENCONTRADO LA FORMA DE HACER LAS COSAS DE MANERA CORRECTA, COMO SOCIEDAD HEMOS FALLADO, LA CLASE POLITICA HA FALLADO, EL SISTEMA EDUCATIVO HA FALLADO, EN VEZ DE UN GOBIERNO FALLIDO DEBERIAMOS DECIR UNA SOCIEDAD FALLIDA, PORQUE SE HA DADO EN TODOS LOS SECTORES.

NO ES PROBLEMA DE UN SOLO HOMBRE, ASI QUE NO ES CULPA DE CALDERON, NI HUBIERA SIDO MEJOR SI EL PEJE HUBIERA GANADO... NO ESTAMOS YA PARA MECIANISMOS Y ESPERAR QUE SEA EL PRESIDENTE QUIEN LO RESUELVA, SI EL PROBLEMA SOMOS TODOS, LA SOLUCION SOMOS TODOS, AUNQUE ME ESCUCHE COMO POLITIQUERO POPULISTA DE LOS 70'S.

VAMOS EMPEZANDO POR NUESTRA CASA, CON NOSOTROS, NUESTROS HIJOS, NUESTROS VECINOS, ENSEÑANDONOS A RESPETAR LA LEY, A OBEDECER LAS INDICACIONES, A CUESTIONAR LAS ARBITRARIEDADES, A COMBATIR LOS ABUSOS, A DENUNICAR LAS IRREGULARIDADES, A EXIGIR A LAS AUTORIDADES, EN LA MEDIDA EN QUE CUMPLAMOS, PAGUEMOS IMPUESTOS, MEJOREMOS COMO PERSONAS, PODREMOS EXIGIR MAS.

C.P. JAIME MARTINEZ

Rita Casas Negrete dijo...

FELICITO A TODOS:

AL AUTOR DEL ENSAYO, AL MAESTRO BURGOA, A QUIENES SE TOMAN EL TIEMPO Y LA "MOLESTIA" DE LEER, Y SOBRE TODO, DE ESCRIBIR SU COMENTARIO QUE EXPRESA EL PENSAR, SENTIR Y CAPACIDAD DE DAR, AUNQUE NO ESTEMOS DE ACUERDO EN LAS OPINIONES, PERO LO IMPORTANTE ES PARTICIPAR Y ESE ES EL PUNTO.

MIENTRAS EXISTAN SERES HUMANOS EN MEXICO TODO ES POSIBLE, Y AHORA, AL IGUAL QUE HACE 200 Y 100 AÑOS TENEMOS LA OPORTUNIDAD DE DEMOSTRAR PRÁCTICAMENTE EL LEMA DE NUESTRA UNAM: "POR MI RAZA HABLARÁ EL ESPÍRITU" Y ES PRECISAMENTE EL ESPÍRITU LO QUE DEMOSTRARÁ QUE MÉXICO ESTA EN LAS MANOS HÁBILES, INGENIOSAS Y CAPACES DE LOS MEXICANOS QUE A PESAR DE TODO NUNCA PERDEREMOS LA FE, NI LA ESPERANZA, PUES AFORTUNADAMENTE Y GRACIAS A ESA ENERGÍA CONOCIDA COMO DIOS, ES INHERENTE AL SER HUMANO.

POR LO TANTO NO ES UN SUEÑO VER REALIZADOS TODOS Y CADA UNO DE LOS ARTÍCULOS DE NUESTRA CARTA MAGNA , ASÍ QUE MANOS A LA OBRA, Y EL PRIMER PASO YA LO DIÓ EL MAESTRO BURGOA QUE A TRAVÉS DE ESTE ESPACIO, Y APROVECHANDO TODO LO BUENO DE LA TECNOLOGÍA QUE NOS OFRECE EL INTERNET PARA CONTINUAR CON LA LABOR DE COMPATRIOTAS QUE SIN SER PROFESIONISTAS, Y OTROS QUE SI LO SON, O FUERON, NUNCA DEJARON DE LUCHAR POR UN PAÍS MEJOR, DEFENDIENDO TODO LO BUENO QUE EXISTE Y PROPONIENDO TODO AQUELLO QUE LO AYUDE A SUPERARSE.

ME PARECE MUY ACERTADO EL COMENTARIO SOBRE ENVIAR NUESTRAS PROPUESTAS Y CRISTALIZAR TODOS LOS PROYECTOS QUE CONTIENEN SOLUCIONES QUE CADA QUIEN APLICAREMOS DESDE NUESTRA TRINCHERA.

CUENTEN CON MI FIRME INTERES PARA TRABAJAR EN ESTE EQUIPO QUE AFORTUNADAMENTE NO ES EL ÚNICO QUE LUCHA POR EL BENEFICIO DE NUESTRO HERMOSO PAÍS.

A LA BREVEDAD ENVIARÉ MI PROPUESTA.

¡¡¡GRACIAS POR EXISTIR!!!

Rita Casas
Estudiante de la Facultad de Derecho de la UNAM

Rodrigo Plata dijo...

Estimada Teresa Morales,

Ahora me siento halagado ya que en un post anterior respondió a mi comentario, espero estar en el supuesto que entre paréntesis expresa.

Ahora mi comentario con respecto a esta entrada y sus correspondientes menciones por parte de los lectores:

Debido a la falta de seriedad, inteligencia y respeto que demuestran la mayoría de los comentarios, no veo la necesidad de responder directamente a algunas expresiones que desapruebo; lo que puedo decir es que en primer lugar, los cometarios vertidos en contra del Honorrable Sr. Juventino Castro son por demás inaceptables, considero que él ha hecho mucho más de lo que algunos de nosotros hemos hecho por el país.
El gran problema y creo que el foco de nuestra polémica no es, ni debe ser, la Carta que el Ministro envía, sino el tema que ella ocupa, "México se nos escapa de las manos"; No puede haber afirmación más certera en el momento que vivimos, es triste pero lo peor de nuestro país no es la crisis económica; no es el enterarnos de la corrupción de nuestras autoridades; no es el descubrir que el Jefe de la unidad anti-secuestros de alguna entidad, encabezaba la peor banda de secuestradores del mismo lugar; no es el saber que nuestras fuerzas armadas, nuestra carta fuerte, no ha sido tan fuerte; lo peor de nuestro bello país es que no existe la esperanza; lo peor es que no hay un momento en el que veamos que las cosas estan cambiando; lo peor es no ver a un político honesto, lo peor es no tener un polícia por vocación, lo peor es que nos hundimos dia con día.
Es difícil creer que esto es invencible, sin embargo todavía existimos jóvenes comprometidos en cambiar esta situación que decidimos ser estudiosos, conocedores y aplicadores de la ley, mejor conocidos como Abogados, que tenemos la firme intención de entrar con ética y firmeza en el corrupto sistema, muchos dicen que una vez entrando o cambias, o cambias no hay más; eso ya lo veremos, por ahora no lo puedo negar o confirmar, ya que aún no llego hasta ahí.

Saludos a todos¡

Francisco Burgoa dijo...

Estimad@s Cibernautas:

Creo que han podido apreciar que en este blog cada un@ de uds ha podido participar con su nombre real o como anónim@ o utilizando algún alias o seudónimo, se vale! pero he recibido algunos posts que me obliga a decirles que cuando quieran tratar un tema en particular con este blogger, lo pueden hacer directamente a mi correo-e: fburgoa@gmail.com esto lo digo porque algunos posts se salen del tema o mejor dicho, no tiene nada que ver con lo que trata esta u otras entradas.

Agradeciéndoles su interés en este blog -que se construye con su participación- les envío un cordial saludo!

*Carpe Diem*

Postulante Martínez dijo...

Muy interesante lo dicho por el Señor Ministro. La problemática de nuestro país es compleja y profunda como lo he leído. Creo que el llamado que hace, puede tener una luz de esperanza en los aspectos educativos, en toda su variedad. Propone hacerlo desde los primeros pasos del infante, pero también en una casa de estudios como la nuestra se debería de estar hablando del tema por parte de todos los formadores para que con la técnica de la repetición, lograr influír en el ánimo de los estudiantes de derecho, al menos.
Creo que la Educación es la puerta de la oportunidad para todos.

Anónimo dijo...

Esto parece el match, que si me gusta fulana, que si me pone atención, que si regresa mis mesnajes, por dios, no tienen nada mejor que hacer????

Dr. Rómulo Mijangos Yong dijo...

Estoy algo frustrado por el nivel de argumentos que se vierten en esta entrada, están más pendientes de los errores de los demás, para hacer leña del árbol caído, no me extraña, es parte de la cultura del mexicano, como los cangrejos negros y rojos del famoso experimento, dónde mientras unos cnagrejos se organizan para ir construyendo puentes y salir del bote que los mantiene atrapados, los otros se muerden unos a otros con tal de que ninguno salga, que pena me dan, espero que algún día se den cuenta, que no es atacándonos entre nosotros, si no construyendo camninos de diálogo y comunicación, que lograremos sacar a Mexico, de la mediocridad.

En respuesta a Carlos Cortés, le diré que estoy en la encomienda de diseñar dos modelos eudcativos innovadores, el de la animación sociocutural, exitosamente aplicado en Francia, que para ser llevado a la practica en nuestro páis necesita adecuación a la realidad nacional y el otro proyecto es la propuesta para dejar de aplicar modelos conductistas de condicionamiento operante en la educación no formal, que es avalado y apoyado en dos politicas publicas, contempaladas en el Plan Nacional de Desarrollo de la Secretaría de Educación Pública, para pasar a un modelamiento sociocultural, donde los mass media sean canales de culturización y educación, mas que de mera información. Aunque no es una idea original de un servidor, si no una sugerencia de la Lic. Teresa Morales, que fue de las primeras investigadoras que difundió y promovió la incorporación del estudio de la animación sociocultural en México.

Ahora esperaría que nos dijera qué está usted haciendo por México?

Atte.
Dr. Rómulo Mijangos Y.

Por lo que

Anónimo dijo...

La gran verdad que nos deja el Ministro es que tenemos problemas de gobernanza, ya no podran jactarse los politicos de su capaicdad visionaria, han sido rebasados por la realidad, por la delincuencia, que está mejor organizada que las policias y el ejercito, coincido con el maestro Francisco Burgoa que tenemos un gobierno fallido. que nos hubiera ido mejor con el Peje quien sabe? que añoramos que regrese el PRI, tal vez. lo sierto es que tenemos cada vez mas ingobernabilidad y nuestros hijos estan creciendo con ese aspecto tan deplorable de Mexico y no me gustaria que llegara la decadencia hasta mis nietos. si alguien tiene una propuesta en este blog, como tanto se ha leido, yo me sumo, mejor morir de pie luchando por un mejor lugar que vivir de rodillas.

Luis

Anónimo dijo...

MAESTRO BURGOA, YA ESTOY A LA ESPERA DE SU NUEVA ENTRADA, DESCONOZCO CON QUE REGULARIDAD PUBLICA, PERO COMO HABIA ESTADO USTED ESCRIBIENDO AL MENOS EN LO QUE TENGO DE ENTRAR A SU BLOG, DOS POR SEMANA, PENSE QUE YA ESTARIA EL OTRO PUBLICADO.

A LA ESPERA DE SU MATERIAL, QUEDO DE USTED, SU SEGURO SERVIDOR.

C.P. JAIME MARTINEZ

Anónimo dijo...

Maestro Burgoa y demás compañeros, pensien en en que cada quien habla de la feria como le fue en ella, por eso las palabras del ministro suenan a mal agradecido, porque fue uno de los beneficiados, en la epoca de mas confusion y corrupcion vivida en el pais, y no hizo nada, no la frenó y no la denunció a tiempo, es cierto que tenemos carencias en el gobierno, que la gente pierde valores, que no hay pertenencia, que la mayoria quisiera ser gringo o pareser europeo, pero la realidad es que ya estamos aquí y es justo que pongamos de nuestra parte, en lo unico que coincido con el ministro, en que el cambio empiesa en casa, conmigo, con ustdes, pero la verdad, yo ya me desespere, si les inculco a mis hijos valores, respeto, civismo pero el pinche entorno los vuelve a enviciar, es como luchar con un gigante de mil de manos, que mientras le atas dos, te madrea con las otras 998, comparto el optimismo de ustedes, por no decir ingenuidad, pero que más podemos hacer? ojala alguien se digne contestarme, porque veo que estan muy ocupados cuidando sus pedestales. Saludos.

Patricio Martínez

Rómulo Mijangos Yong dijo...

Estimado Uriel:

Creo que de poco o nada te ha valido tener dos carreras, si con ninguna de las doas alcanzas a darte cuenta que el concepto que manejas de soberanía es un eufemismo, una falacia, de verdad eres soberano? porque no puedes andar por la calle desnudo si te da la gana? porque un pobre no puede ver el canal del congreso? por que al moreno le niegan el trabajo en los lugares nice? por que al gordo le obsesionan hasta volverte metrosexual? por que si tienes un carro roñoso te da pena y mejor lo dejas en tu casa? porque comes lo que comes, porque usas la ropa que vistes, porque eliges una marca de desodorante y no otra? etc. etc. eso se llama influencia y persuación y nadie escapa, a menos que tengas un verdadero conocimiento de cómo se te ha condicionado, cómo se a ejercido el control social sobre ti, como se te ha manipulado y de que forma puedes liberarte.

Por si estás interesado, puedes acercarte para que te demos algunos consejos de autocontrol o empoderamiento como lo llaman los gringos, ojalá que te puedan servir de algo y dejes de querer llamar la atención con comentarios fuera de contexto.

Saludos.

Mtro. Rómulo M. Mijangos Y.
rommy1958@hotmail.com

Elisa dijo...

Paco!!! Con este suman 34 comentarios para esta entrada!!!

En enero te escribía: "... sin embargo, no puedo dejar de reparar en el hecho de que NO HAY MAS QUE UN POST EN ESTA ENTRADA. Y me pregunto: ¿qué sucede con toda esa comunidad de lectores, que no se mueven ante la destemplada claridad de nuestra circunstancia?"

Así, que con gusto 3 meses después me encuentro con una participación plural, con opiniones -discrepo de quienes las consideran sin sustancia- a favor, en contra, o sin relación con el contenido de ese llamado de conciencia que realiza el Ministro Castro.

En aquella ocasión, además te señalaba: "Habrá que hacer, Don Paco, mucho todavía. En breve te remitiré unas propuestas ... que pretenden apoyar ese cambio en nuestro actuar, indispensable para regresar a los días en los que 'El Estado de Derecho' nos garantizaba un sueño sin sobresaltos". Me gustaría compartírtelas.

Considero que debemos tener en cuenta 3 ejes fundamentales:

En materia política, nosotros como sociedad no respondemos más a ese modelo democrático que señala nuestro artículo 3° constitucional. Esto es, no tomamos la democracia como un sistema de vida encaminado a la mejora de la calidad de vida de los mexicanos. Hemos dejado de lado la responsabilidad cívica que a todos, como habitantes de esta tierra nos corresponde.

Como autoridades, hemos desaprovechado las oportunidades de coordinación, de vigilancia responsable y crítica propositiva, de construcción de consensos y de retraolimentación con actores políticos y sociales.

Como sociedad, no exigimos el cumplimiento de la legalidad, pero tampoco nos esforzamos por fortalecerla y ser ejemplo de rectitud.

En materia económica, el gran abismo provocado por un neoliberalismo mal entendido, individualista a ultranza, nos ha llevado a la construcción de grandes espectros poblacionales sin acceso a empleos formales, remunerados con montos que signifiquen un digno poder adquisitivo, y que conlleven prestaciones de seguridad social.

Nos hemos dedicado a invertir en ilegalidad e ingobernabilidad: comercio informal, mordidas, compras sin facturas, adquisición de artículos que no acreditan su debida procedencia legal, piratería, casinos, loterías y palenques clandestinos, alcohol ilegal... entre muchas otras costumbres que privilegian la consolidación de la economía delictiva, misma que no sólo no contribuye con impuestos a la mejora de la calidad de vida de la población por parte de las autoridades, sino que promueve el ligero e irresponsable gusto por dinero fácil y rápido, aunque sea ilegal y a costa de nuestra propia vida o salud.

En materia social, hemos mal utilizado las políticas de desarrollo social. Cuestionamos la asistencia social, porque nos recuerda el paternalismo, al grado del egoísmo que orilla a los necesitados a la delincuencia o la marginación. Hemos perdido la conciencia cívica, y nuestra aportación social termina por ser asistencialismo de casino o mecanismo de planeación fiscal, antes que una responsabilidad generosa y humanitaria.

En este escenario la recuperación de nuestros espacios públicos y de nuestros bienes sociales es indispensable, factible y pragmáticamente inmediata.

La propuesta es sencilla: volver a lo básico. Volver a desandar lo andado. Regresar por el camino contrario en esta espiral de inseguridad, pobreza y desarticulación social.

La acción, evidente: Dejemos de destruirnos.

El llamado, aún más básico: retomemos y reconformemos, con una sincera solidaridad cívica, nuestro Pacto Social.

Paco, es un gusto, como siempre, leerte y leer a tus comentaristas. Enhorabuena por la contribución a la creación de conciencia social!!!

Desde Monterrey, recibe un gran abrazo.

Rita Casas dijo...

Hola compatriotas!

Como lo expuse en mi primera participación del mes pasado, estoy segura que a pesar de diferencias, todos tenemos la capacidad para trabajar en equipo, y es ahora que debemos demostrarlo.

Si unimos nuestros esfuerzos todos y cada uno de los que participamos en este blog seguramente se obtendrán resultados positivos y el primero de ellos será que llevemos a cabo un trabajo de equipo, porque si logramos actuar los 34 comentaristas interesados en el tema de "México se nos escapa de las manos" y a través de nuestros comentarios externamos nuestro interés en hacer algo, por mínimo que sea, a través de este medio que el maestro Francisco Burgoa entusiastamente ha creado, podemos decir que ya tenemos el primer reto a enfrentar: NOSOTROS, y propongo lo siguiente.

1.- Un paso a la vez como equipo.- Las próximas elecciones del 5 de julio son de vital importancia, sin embargo ante la magnitud de la corrupción que lamentablemente existe en nuestro país, muchos mexicanos no saben si vale la pena votar, y cuando se deciden a hacerlo, por quién?

Y éste es el primer reto que tenemos como grupo.
Establecer un forma que nos ayude a votar por lo mejor para el país y orientar a quienes nos rodean y poseen la capacidad de votar, entre ellos, la familia en primera fila.

Es evidente que en este blog participan personas con amplia información de la situación política en el país, y sus observaciones ayudan bastante. Por otro lado, una cosa si es segura: todos observamos, sentimos y vivimos las decisiones de los miembros de la clase política mexicana.

Lo interesante será el resultado que observemos en esta labor de conjunto, porque si logramos la meta de llevar a cabo un actividad de manera satisfactoria NOSOTROS, como es el de crear la forma de lograr que los votantes tengan información veraz, con base en la realidad, y sobre todo, ayudar a analizar, razonar y aportar a través del voto, el tan deseado bienestar social mexicano.

Ya lo expuso de manera muy acertada Elisa, debemos participar para construir, rescatar lo mejor del presente y crear lo necesario para el bienestar de todos. Llevar a cabo con éxito esta actividad pudiera ser otro grano de arena más para ayudar a la propuesta del Maestro Burgoa: Construir: "Un Sistema Político Mexicano del Siglo XXI", que en el tema: "La necesaria Reforma del Estado" expone, y que a futuro nos proporcionará más información al respecto.

No se trata de conducir el voto, sino de informar, orientar y hasta se puede decir, educar en temas políticos tan relevantes e importantes en todo país.

Quedo en espera de sus comentarios y aprovecho la oportunidad para enviarles un cordial saludo a todos.

Rita Casas







E