mayo 15, 2010

LA SOCIEDAD DE LOS POETAS MUERTOS

Siempre que hay una fecha especial es cuando a uno le vienen a la mente recuerdos sobre determinados sucesos, eventos o… películas!!! y es el caso de que en este “Día del Maestr@” traigo a este blog uno de los diálogos utilizados en el film intitulado La Sociedad de los Poetas Muertos[1], en donde el profesor John Keating -a quien encarna con una magnífica interpretación el actor Robin Williams- va a tratar el tema de la poesía. Sorprendiendo -una vez más- a todos sus alumnos con su modo poco convencional de tratar la literatura, reivindicando el papel de las humanidades frente a la técnica y tratando de abrir a sus alumnos los amplios horizontes de una formación verdaderamente cultural y vitalista que fomente la creatividad y el espíritu de iniciativa:

"No olviden –citando a Walt Whitman- que, a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo; les contaré un secreto: No leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana y la raza humana está llena de pasión. La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida humana. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor son cosas que nos mantienen vivos..."


Así que, para aquell@s que aman el cine no comercial, los invito a ver o volver a ver esta película y a comentar sobre su contenido vinculado con la realidad que a cada quien nos toca vivir, sea como alumn@ o como profesor… mientras tanto…


Postea y expresa tu opinión!


Pd: Considero que durante el arduo camino del proceso educativo, hay alumn@s que salen avantes de todas las adversidades que se presentan y... alcanzan el éxito!!! pero hay quienes lamentablemente se quedan en el camino... por ello vienen a mi mente unas palabras que Salvador Díaz Mirón tuvo a bien inmortalizar en su poema -A Gloria-: "Hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan... ¡Mi plumaje es de esos!"

[1] Dead Poets Society, by Peter Weir, USA, 1989.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

MAESTRO BURGOA:

Creo que ha hecho usted una excelente elección al comentar la película de la Sociedad de los Poetas Muertos, me gustó la historia, las magníficas actuaciones, la fotografía, pero especialmente la enseñanza en libertad que el Maestro da, porque proporciona elementos, pero enseña a pensar, a sentir, porque les permite aprender de si mismos, sin importar tiempo ni espacio, la docencia comparte con la poesía esa pasión que fascina, exige, duele y acicatea el alma, porque debe funcionar en el aquí y ahora del poeta y del lector, del alumno y el Maestro.

Ciertamente hay maestros que dejan huellas negativas, aquellos de los que es mejor no acordarse, porque afortunadamente, existen en todas las épocas y en todas la culturas, los Maestros que marcan la vida de sus alumnos para bien, los que ayudan a descubrir, los que enseñan a mirar desde otras ópticas, los que nos ayudan a romper paradigmas y ver el horizonte desde diferentes puntos y múltiples colores, los que impulsan a buscar y a tender puentes que nos ayuden a construir cada día una nueva forma de hacer, de unir, de recorrer el mundo, de inventar nuevos derroteros; los que nos enseñan sentir, a vivir y nos facilitan el proceso de escuchar a nuestro yo interno con sus anhelos y sueños, los que nos ayudan a confiar en nuestra intuición, porque fortalecen la confianza de que siempre existe una mejor manera de hacer las cosas; nos permiten experimentar, aprender, sentir en el alma y en el cuerpo la pasión, la emoción, el sentimiento que son las antorchas, la luz eterna que desde el principio de los tiempos han guiado al ser humano.

Felicidades a los Maestros que conocen y aceptan la gran responsabilidad de ser los custodios del saber y del ser el humano, en sus manos está además de la trascendencia y la conservación de la especie humana, el camino hacia el que se dirige la humanidad entera.
Gracias, por permitir en espacio reconocerlo plenamente.
Vicky*

victor dijo...

He cometido el peor de los pecados


He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer: No he sido feliz. Que los glaciares del olvido me arrastren y me pierdan, despiadados. Mis padres me engendraron para el juego arriesgado y hermoso de la vida, para la tierra, el agua, el aire, el fuego. Los defraudé. No fui feliz. Cumplida no fue su joven voluntad. Mi mente se aplicó a las simétricas porfías del arte, que entreteje naderías. No me abandona, siempre está a mi lado la sombra de haber sido un desdichado.

JORGE LUIS BORGE

victor dijo...

No te salves


No te quedes inmóvil al borde del camino, no congeles el júbilo, no quieras con desgana, no te salves ahora ni nunca. No te salves, no te llenes de calma, no reserves del mundo sólo un rincón tranquilo, no dejes caer lo párpados pesados como juicios, no te quedes sin labios, no te duermas sin sueño, no te pienses sin sangre, no te juzgues sin tiempo. Pero si pese a todo no puedes evitarlo y congelas el jubilo y quieres con desgana y te salvas ahora y te llenas de calma y reservas del mundo sólo un rincón tranquilo y dejas caer los párpados pesados como juicios y te secas sin labios y te duermes sin sueño y te piensas sin sangre y te juzgas sin tiempo y te quedas inmóvil al borde del camino y te salvas entonces no te quedes conmigo.

Codorniz López dijo...

Profesor, no se usted, pero la verdad es que es cuestión de lógica,fijese bien...

para tener plumaje, se necesita ser ave ¿OK? las aves vuelan ¿OK? gracias precisamente a su plumaje y a sus huesos extremadamente ligeros y huecos ¿OK? una ave, para cruzar el pantano lo hace volando ¿OK? entonces:

Carajo, ¿Quien hace contacto con la tierra fisicamente cuando esta volando o sobrevolando?

¿Cómo se mancha el plumaje la ave?

¿Quien es esa ave que no aprovecha su plumaje para cruzar el pantano volando y prefiere arrastrarse? desde mi punto de vista, ni una codorniz, a pesar de tener el cerebro tan chico

¿Donde hay pantanos,que dejen salir a un animal o a un ser humano despues de haber entrado en el?, el pantano te traga y , pues ya fue, o sea REQUIEM...ya saben lo que sigue

TOTAL.

El ave jamás se manchará el plumaje al cruzar el pantano, pues porque cruza volando ¿no?

verovero dijo...

Asumamos pues la poesia como necesidad y destino, como fuerza que resista la quimera de creer en la felicidad....como lucha por no caer en la apatía....como bandera contra la inhumanidad y la injusticia...como veladora que nos recuerde que hay cosas ante las que no podemos ser indiferentes...como estafeta, como guía, como lámapara de inagotable luz, como elixir para el desconsuelo!!!