agosto 08, 2009

¿Investigará? la SCJN: Asunto Guardería ABC

La SCJN una vez más hace uso de la facultad de investigación que le confiere el artículo 97, segundo párrafo, de la Constitución Federal que establece:

“La Suprema Corte de Justicia de la Nación podrá nombrar alguno o algunos de sus miembros o algún Juez de Distrito o Magistrado de Circuito, o designar uno o varios comisionados especiales, cuando así lo juzgue conveniente o lo pidiere el Ejecutivo Federal o alguna de las Cámaras del Congreso de la Unión, o el Gobernador de algún Estado, únicamente para que averigüe algún hecho o hechos que constituyan una grave violación de alguna garantía individual. También podrá solicitar al Consejo de la Judicatura Federal, que averigüe la conducta de algún juez o magistrado federal.”

(esto a pesar de que el proyecto inicial a cargo del conservador Ministro Salvador Aguirre Anguiano era en el sentido de que la SCJN no debía investigar los hechos ocurridos en la guardería ABC y en la que lamentablemente perdieron la vida 49 niñ@s q.e.p.d.)

Quizá con esta indagatoria que realice la SCJN se puedan aportar nuevos elementos que le permitan al Ministerio Público determinar la probable responsabilidad de las personas que estuvieron involucradas con la operación jurídica y material de la guardería ABC. Aquí les dejo a su consideración, un par de tesis jurisprudenciales que la misma Corte ha emitido sobre la citada "facultad de investigación":

Registro No. 170088
Localización:
Novena Época
Instancia: Pleno
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
XXVII, Marzo de 2008
Página: 5
Tesis: P. XXXIV/2008
Tesis Aislada
Materia(s): Constitucional
FACULTAD DE INVESTIGACIÓN PREVISTA EN EL ARTÍCULO 97, PÁRRAFO SEGUNDO, DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS. EN SU EJERCICIO LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN NO ACTÚA CON EL OBJETO DE RECABAR ELEMENTOS DE UN DELITO NI, MENOS AÚN, INVESTIDA DE LAS POTESTADES PROPIAS DEL MINISTERIO PÚBLICO.

Del análisis de las reformas realizadas al artículo 97 constitucional, en cuanto a las diversas facultades de investigación que establecía su texto original, se advierte que éstas se han acotado al otorgarse, en forma específica, a otras autoridades las atribuciones y responsabilidades constitucionales que alguna vez se confirieron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Al respecto destaca que en el texto original del párrafo tercero de ese precepto constitucional se facultó a este Alto Tribunal para averiguar algún delito castigado por la ley federal; sin embargo, mediante reforma constitucional publicada en el Diario Oficial de la Federación el 6 de diciembre de 1977, se modificó dicho párrafo para subdividirlo en dos, señalando en uno, la facultad para investigar algún hecho o hechos que constituyeran la violación de alguna garantía individual y, en otro, la atribución para averiguar violaciones del voto público en los casos en que pudiera ponerse en duda la legalidad de todo el proceso de elección de alguno de los Poderes de la Unión. En ese tenor, mediante esta reforma constitucional se eliminó de manera absoluta la atribución de la Suprema Corte para investigar delitos federales, por corresponder su investigación y persecución al Ministerio Público Federal, conforme a lo previsto en el artículo 21 constitucional. Por tanto, atendiendo a los antecedentes de la atribución establecida actualmente en el párrafo segundo del artículo 97 de la propia Constitución, debe concluirse que la Suprema Corte de Justicia de la Nación al realizar las investigaciones conducentes carece de atribuciones para indagar sobre hechos que puedan constituir delitos federales y, menos aún, para ejercer las facultades que constitucional o legalmente se han otorgado al ministerio público, lo que permite concluir que la averiguación de hechos que puedan constituir una grave violación de garantías individuales constituye un medio formalmente judicial y materialmente administrativo de control constitucional cuya naturaleza es ajena a cualquier investigación de carácter penal.

Facultad de investigación de violaciones graves de garantías individuales 2/2006*. Solicitantes: Cámaras de Diputados y de Senadores del Congreso de la Unión. 29 de noviembre de 2007. Mayoría de siete votos. Ausente: José Fernando Franco González Salas. Disidentes: Genaro David Góngora Pimentel, José de Jesús Gudiño Pelayo y Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Dictaminador: Juan N. Silva Meza. Encargado del engrose: Sergio Salvador Aguirre Anguiano. Secretario: Luis Fernando Angulo Jacobo. El Tribunal Pleno, el veintiséis de febrero en curso, aprobó, con el número XXXIV/2008, la tesis aislada que antecede. México, Distrito Federal, a veintiséis de febrero de dos mil ocho.

Registro No. 169764
Localización:
Novena Época
Instancia: Pleno
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
XXVII, Abril de 2008
Página: 7
Tesis: P. XXXVIII/2008
Tesis Aislada
Materia(s): Constitucional
VIOLACIONES GRAVES DE GARANTÍAS INDIVIDUALES ESTABLECIDAS EN EL ARTÍCULO 97, PÁRRAFO SEGUNDO, CONSTITUCIONAL. LAS DECISIONES DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN EN USO DE SU FACULTAD DE INVESTIGACIÓN, NO IMPIDEN A LAS AUTORIDADES EL EJERCICIO DE LAS ATRIBUCIONES QUE LES CORRESPONDAN, SEAN ÉSTAS POLÍTICAS, PENALES O ADMINISTRATIVAS.

La facultad de investigación de violaciones graves de garantías individuales que consagra el artículo 97, párrafo segundo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, reviste autonomía e independencia respecto a diversos procesos o procedimientos que puedan corresponder a otras autoridades en el ejercicio de sus facultades, de suerte tal que las determinaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en ejercicio de la facultad de investigación, la suficiencia de la misma y la existencia o no de violaciones graves de garantías individuales se encuentran acotadas al ámbito de la competencia que el artículo constitucional citado le atribuye y que tiene como único propósito conocer la verdad material de lo sucedido y determinar si existieron o no graves violaciones de garantías individuales, sin que con motivo de dicha investigación pueda imponer sanciones, determinar responsabilidades de cualquier índole, o exonerar individuos. Por consiguiente, las decisiones de la Suprema Corte no pueden ser entendidas como un obstáculo o impedimento para que las autoridades competentes en las materias correspondientes actúen en ejercicio de las facultades que les hayan sido conferidas constitucional o legalmente, sean éstas de naturaleza política, administrativa o penal, locales o federales, verbigracia, los Congresos mediante la instauración de juicios políticos, los Ministerios Públicos en la investigación y persecución de los delitos correspondientes, o las autoridades judiciales en el seguimiento de los procesos respectivos.

Facultad de investigación de violaciones graves de garantías individuales 2/2006*. Solicitantes: Cámaras de Diputados y de Senadores del Congreso de la Unión. 29 de noviembre de 2007. Unanimidad de diez votos. Ausente: José Fernando Franco González Salas. Dictaminador: Juan N. Silva Meza. Encargado del engrose: Sergio Salvador Aguirre Anguiano. Secretario: Luis Fernando Angulo Jacobo. El Tribunal Pleno, el veintiséis de febrero en curso, aprobó, con el número XXXVIII/2008, la tesis aislada que antecede. México, Distrito Federal, a veintiséis de febrero de dos mil ocho.

Al respecto, considerando que dados los cuestionamientos en relación con la forma de realizar sus funciones por parte de los llamados órganos de procuración de justicia, me parece correcto que sea la SCJN quien lleve a cabo esta investigación, no obstante quiero destacar que lamentablemente los resultados de la investigación de marras no tiene, ni tendrá efectos vinculatorios, por lo que sugiero y estimo que debe legislarse de acuerdo a lo siguiente:

1. O se le dan efectos vinculatorios a los resultados de las investigaciones que realice la SCJN;

2. O mejor se elimina dicha facultad para evitar poner a la SCJN en una disyuntiva cuando se le presenten asuntos como el que nos ocupa (situación que ya aconteció con la derogación del párrafo tercero del propio artículo 97 cuando podía investigar por posibles violaciones al voto público)

Independientemente de lo anterior, espero que al ser éste un recurso último para defender derechos fundamentales, la SCJN le haga honor a una de las palabras que lleva en su nombre: JUSTICIA!!!

Salu2 y no olvides postear y expresar tu opinión!!!

6 comentarios:

Catalina Villalobos dijo...

Si empezaramos a comprender, que lo que le afecte a otro nos afecta a todos, podriamos dar el primer paso para hacer JUSTICIA

Catalina Villalobos dijo...

Si empezaramos a comprender, que lo que le afecte a otro nos afecta a todos, dariamos un primer paso para hacer JUSTICIA.

Catalina Villalobos dijo...

Si entendieramos que lo que le afecte a el otro, nos afecta a todos, empezariamos a practicar JUSTICIA

bernal dijo...

Yo estoy de acuerdo en que se le dan efectos vinculatorios a los resultados de las investigaciones que realice la SCJN.

No hacerlo significa derrochar recursos y dejar a la SCJN como simple observador.

Un alumnito idealista dijo...

Saludos,

Estimado profesor siempre se aprenden cosas de una manera muy "sui generis" de su forma de mostrar la información. Me sorprende observar como su blog tiene tantos recursos que "ya hasta comienzo a entender la ciencia del Derecho".

Digo lo anterior pues parece que la SCJN no imparte justicia, que paradoja, así que no me queda más que "ir entendiendo la ciencia del Derecho", como ya dije, y pensar que usted es un idealista que hace su parte y pone su granito de arena para tratar de crear esa conciencia en sus alumnos, y demás personas que disfrutamos de la buena lectura así como de su blog tan finamente dedicado a "sus inquietudes" que en varias ocasiones hemos, me incluyo, hecho nuestras.

Sigua adelante pues siento que se ha trazado un buen camino y es su tarea recorrerlo, a veces solo -como últimamente lo demuestra su blog- o acompañado y muy críticado como lo demuestran sus post anteriores.

Aún no entiendo el funcionamiento al cien por ciento de la SCJN en estos casos pero prometo estudiar.

Lic. Reyes dijo...

Saludos,

Me parece precisa y seria la cuestión que ocupo en este post. No atino a dar un comentario, coherente, serio y tan finamente tratable como usted lo hizó.

Más que felicitarlo, quién sería yo para poder atreverse a tanto, le puedo decir que me alegra saber que fue mi maestro y que continumente nutre a los lectores de este blog con temas de diversa índole.

P.D.: Yo quiero tomar su clase de Derecho Constitucional, no se vale que no la de.

Atte,

Francisco Reyes