diciembre 08, 2008

Eliminan la figura de Juárez en 417 lugares!!!


Durante los gobiernos panistas, el presidente Benito Juárez ha perdido presencia. Su figura y su recuerdo han sido borrados de 417 calles, plazas, recintos y monumentos, incluso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, aunque recientemente se le restituyó.

La historiadora Patricia Galeana, ex directora del Archivo General de la Nación, asegura que esta situación obedece a los principios liberales que van en contra de la visión conservadora del partido, actualmente en el poder.

Juárez fue el prócer del laicismo, de la división del Estado y de la Iglesia, y promotor de las Leyes de Reforma que desamortizaron los bienes que pertenecían a la Iglesia.

“La Iglesia fue un factor determinante para llevar al poder, primero a Fox y después a Calderón y ahora quiere que le paguen ese favor”, dice la especialista.

Para ser condescendiente con la Iglesia, afirma Galeana, los gobiernos del Partido Acción Nacional emprendieron una campaña contra el Benemérito de las Américas, el personaje con mayor número de monumentos en el país.

La especialista precisa que durante el sexenio de Vicente Fox, periodo en que se conmemoró el bicentenario del natalicio de Benito Juárez, se cambiaron a 417 lugares de nombre y se quitaron algunos monumentos a lo largo y ancho del país.

Empezando, recuerda Galeana, por lo que sucedió en el municipio de Bustamante, Nuevo León, donde se quitó una estatua de Juárez y se puso una de San Miguel.

Asimismo, en el fraccionamiento San Francisco, en Aguascalientes, se cambió la nomenclatura de la calle que llevaba el nombre de Juárez.

“Con este tipo de decisiones se cayó en una historia maniquea. Me parece muy importante que no caigamos en actitudes iconoclastas, porque esto de bajar a los héroes del pedestal, no es el camino correcto, no podemos bajar a unos para subir a otros.

“Tenemos un momento de crisis porque los jóvenes de preparatoria están reprobando la materia de historia, casi tanto como matemáticas, y eso se debe a que ahora tenemos una historiografía neoconservadora que ha hecho de lado a la liberal”,
asegura la catedrática de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Se debe superar “el maniqueísmo” y difundir el conocimiento histórico, señala Galeana, pues de esa forma la sociedad tendrá acceso a su pasado.

El héroe con más monumentos.

En la historia del país, la figura de Benito Juárez es de las más emblemáticas, por ello, decenas de lugares llevan su nombre y en sus plazas y jardines principales se han erigido infinidad de monumentos en su honor, pero en los últimos años, su nombre y su imagen ha desparecido de las calles y demarcaciones, incluso de la Terminal aérea capitalina, aunque recientemente se le volvió a poner.

Es muy difícil contabilizarlos debido a que este prócer es uno de los más reconocidos y admirados en todos los rincones de la República.

Juárez es uno de los actores más importantes de la historia del México contemporáneo, no es fortuito que en su honor se hayan erigido monumentos desde Ensenada, Baja California; Ciudad Acuña, Coahuila; Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Ciudad Juárez, Chihuahua; Guanajuato, Guanajuato; Ciudad de México, Ciudad Guzmán, Jalisco; Morelia, Michoacán; Monterrey, Nuevo León; Nogales y Cananea, Sonora; Nuevo Laredo, Tamaulipas; Veracrúz, Veracrúz; Luis Moya, Zacatecas, y en el extranjero en Washington, Estados Unidos, y en Guatemala.

Herederos “agraviados”.

A nombre de los descendientes de Benito Juárez, su tataranieto, Carlos Obregón pide que el gobierno de México restituya los monumentos y el nombre del Benemérito de la Américas a las calles y a las comunidades que lo llevaban hasta antes de las administraciones panistas.

“No es justo que el señor Vicente Fox y Martita hicieran pedazos la historia de México. Al llegar a los Pinos el ex mandatario descolgó del despacho presidencial un cuadro de Benito Juárez, y puso en su lugar una obra de David Alfaro Siqueiros donde aparece la imagen de Venustiano Carranza”.

Obregón lamenta esos “agravios” a la figura de su tatarabuelo, cuando Fox encabezó la conmemoración en el municipio de Guelatao, Oaxaca, por el bicentenario del nacimiento de Juárez.

“Lo más seguro es que las esculturas y los bustos de Benito Juárez estén arrumbados por ahí, cuando tendríamos que estarle agradecidos por todo lo que hizo por el país”.

En representación de su familia, Carlos Obregón obsequió hace una década un busto del héroe de la Reforma al pueblo de Cuautinchán, Puebla, para que lo colocaran en la Plaza Benito Juárez: “¡espero que no la hayan quitado!”, dijo.

Fuente: Mileno de Noviembre 18, 2008, Sección Cultura

Supongo que es díficil no creer esto y que habrán quienes hagan una defensa a ultranza de los gobiernos con ideología conservadora, para ello, cada quien tendrá una opinión sobre este tema y también, cada quién podrá investigar la autenticidad del dato que nos aporta la historiadora Patricia Galeana, quizá hay un error en la cifra que nos da…


Salu2 y nos olvides postear y expresar tu opinión!!!

4 comentarios:

Serafin dijo...

Patricia Galeana me parece que tiene una alta calidad moral por su trabajo realizado en varios años. Ella debe tener cifras de los sitios más significativos de dónde han ocurrido estas "eliminaciones", pero habría que considerar en realidad los sitios y oficinas "menores" en donde también han sido eliminadas fotos, bustos, frases y referencias hacia el Benemérito; Si bien esta ofensiva conservadora se ha agudizado a partir de la llegada de Fox (que no del panismo) al poder, ya había visos de esta situación desde que maquiavélicamente Carlos Salinas modificó (vía sus incondicionales en el Congreso) las disposiciones para cambiar la relación Estado-Iglesia, situación de la que el Clero y el panismo ultraconservador se han venido posicionando para retomar el poder económico y de influencia en las conciencias que les fue acotado por el gran Benito Juárez.
El pueblo no es tonto, querer tapar el papel de Juárez en la historia equivale a querer tapar el sol con un dedo, y los panistas los tienen demasiado pequeños...

Francisco Uriel Reyes dijo...

Me parece que la vejez le está afectando... a esas imagenes de Juárez.

Una cosa es el olvido y otra cosa es "se me olvido".

Y no podemos olvidar lo que él hizo en una coyuntura como la misería. Y el despojo que se hizo a la iglesia. Es atrevido decirlo, pero el PRI hizó en el siglo XX en México, lo que la iglesia católica hizo en la primera mitad del siglo XIX.

Y en estos caso pasa lo que con otros. Si juárez no hubiera muerto... aún viviera. Y eso si agarrense los saCERDOTES.

Anónimo dijo...

La historia, aquí y donde sea, ahora y siempre, la escriben los vencedores, no los vencidos, y si bien es cierto, Juárez con las Leyes de Reforma liberó al pueblo de los yugos católicos, también lo es que, como todos y cualquiera sus desaciertos los tuvo que pagar este México lindo y querido, y con ello no pretendo opacar su labor, dirían por ahí que a lo bueno, venimos e incluso estamos obligados, hizo, lo que pocos mexicanos en el y con poder tenía que hacer... pero también se excedió, su heroísmo radica en ser mortal a tiempo y no volverse un dictador... y soy de sangre oaxaqueña, eh?

Postulante Martínez dijo...

Creo que la verdadera afectación que de manera silente se viene dando en nuestros tiempos recientes; no solo está en este hecho valientemente señalado sino en el fondo del problema: Nuestro estado Laico y su constante y a veces ridícula forma de ensalzar el celo a la Iglesia como poder.