octubre 28, 2008

El Club del Suicidio

Para quienes se consideren cinéfil@s, el título de la presente entrada evoca aquella cinta japonesa que se supone es esencialmente del género gore… en donde un grupo de chicas que pertenecen a un extraño club, tienen como fin… suicidarse!!! de hecho, desde la primera escena de dicho film es significativa para darnos una idea del desarrollo de la historia.

Pensar que eso solo pasa en las películas es cerrarnos a la posibilidad de que eso puede existir en algún lugar del planeta, sin embargo, el cine nos alcanzó y en plena ciudad de México se ha descubierto un “Club del Suicidio” integrado por jovenes dispuestas a “hacerles un favor a la sociedad mexicana” al quitarse la vida… que tal???!!!

Somos respetuosos de distintas ideologías --aunque no las compartamos—como es el caso de los “emos”, pero de ahí a que pretendan cristalizar sus decepciones, nos pone ante la reflexión: hacía donde pretende dirigirse la generación que viene detrás de nosotros???!!!

Mucho que pensar, alternativas que ofrecer… todos tenemos un poco de responsabilidad ante ello… será inminente que ya estamos ante una sociedad sin valores??? sin cultura??? o qué está pasando???!!!... tu opinión es importante, no dejes de expresarla y postear!!!

2 comentarios:

Uriel dijo...

Parece que México está siendo un país subrealista y un país del jamás, así como del nunca antes...

Bueno la hipermodernidad nos ¿alcanza?...

BVC dijo...

Realmente es un problema social muy fuerte, que afecta a los adolecentes los cuales están en una etapa de cambios tanto físicos como emocionales, debido a estos cambios ni ellos se entienden y es cuando los padres más les deben poner atención para evitar que se sientan marginados, que no son importantes para nadie que su familia estarían mejor sin ellos.
Coincidentemente el día de hoy 30 de octubre cuando me dirigía a la oficina venía escuchando en la radio a un locutor que narraba como la época actual a afectado muchos hogares y decía que era un padre de familia que tenía muchas ocupaciones en trabajo (juntas, comidas con clientes, requerimientos incesantes de trabajo por parte de su jefe, etc.)le decía a su hijo que no tenía tiempo para jugar con él, que estaba muy cansado de todas las actividades del trabajo pero que tenía que trabajar que ese era el precio que se tenía que pagar para poder vivir bien, que lo que necesitara se lo pidiera a su madre, bueno aquí vemos que aunque su padre no quiera ese niño va a crecer sabiendo que su padre no tuvo tiempo para él, lo que al final se reduce a que buscará compañeros que tengan el mismo sentimiento de abandono aunque no sea así y llegando a la depreción y al suicidio.
Finalmente son problemas que no son fáciles de resolver, ojalá hubiera programas para los jóvenes adolecentes en donde se les apoyara y detectara algún problema de autoestima por parte de las escuelas para que se despertá esa inquietud en la casas, así se evitaría la pérdida de jóvenes que el día de mañana pueden ser muy valiosos para la Sociedad.

Saludos